Calatrava y su encuentro con 'El cantor de México'

El Palau de Les Arts de Valencia se estrena en el terreno de la opereta francesa con el espectacular montaje de Emilio Sagi de la obra de Francis López

28 / 10 / 2022 - César RUS - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
Cantor México Sagi Una escena del espectacular montaje de Emilio Sagi de 'El cantor de México' © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL
Cantor México Rossy de Palma en 'El cantor de México' © Théâtre du Châtelet
Cantor México Sagi Una escena del espectacular montaje de Emilio Sagi de 'El cantor de México' © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL

Valencia

Palau de Les Arts
López: EL CANTOR DE MÉXICO
04, 06, 10, 12, 13_11

Eva Marshall: Rossy de Palma. Vicente Etxebar: José Luis Sola. Riccardo Cartoni: Enrique Baquerizo. Cricri: Silvia Parejo. Bilou: Toni Marsol. María: María José Suárez. Boucher: José Luis Martínez. Cecile: Ana Goya. Lupita: Nagore Navarro. Tizoc: Eduardo Carranza. Orquestra de la Comunitat Valenciana. Cor de la Generalitat Valenciana (Dirección: Francesc Perales). Dirección musical: Óliver Díaz. Dirección de escena: Emilio Sagi.

 

Tras su exhumación en París, esta opereta de Francis López, en el exuberante montaje de Emilio Sagi, ha recorrido diversos escenarios con un éxito desbordante. Este mes es el turno del Palau de Les Arts, que nuevamente abre sus puertas a un género poco habitual en su programación.

El 4 de noviembre llega a Les Arts la opereta El cantor de México. De nuevo el teatro valenciano vuelve a contar con un género semiculto, esta vez como segundo título de la temporada, tal y como ha venido haciendo en los últimos años con las zarzuelas Doña Francisquita o La tabernera del puerto. En este caso no se trata de una obra propia del género castizo, sino de una opereta francesa, aunque se verá en su traducción al español. Su autor, Francis Lopez, de orígenes vascos, es uno de los más destacados continuadores del estilo en el siglo XX, llegando a estrenar más de medio centenar de operetas. La obra tuvo su première en el Théâtre du Châtelet de París en 1951 y fue escrita para el célebre tenor vasco Luis Mariano, quien, como es sabido, protagonizó una fulgurante carrera como cantante en Francia a mediados del pasado siglo compaginando sus éxitos teatrales con los cinematográficos. Ambos, Francis López y Luis Mariano, mantuvieron una estrecha colaboración artística gracias a la cual cosecharon innumerables éxitos a lo largo de más de dos décadas. Un ejemplo de ese éxito es esta opereta que fue llevada al cine en 1956 en una coproducción hispano-francesa y que constituyó todo un éxito en ambos países.

Óliver Díaz: "'El cantor de México' posee una partitura de gran inspiración melódica, y su variedad de números la hace muy interesante"

El cantor de México se recuperó en 2006, también en el Châtelet, y contó entonces con Ismael Jordi como protagonista, mientras que la producción que podrá verse en el Palau de Les Arts proviene del Teatro de La Zarzuela donde pudo verse en 2017 y que recupera el concepto escénico del reestreno. Está firmada por Emilio Sagi y el equipo artístico que se presentará en Valencia es prácticamente el mismo que el de Madrid. Como entonces, su director musical será Óliver Díaz, quien vuelve a enfrentarse a una partitura que, en declaraciones a ÓPERA ACTUAL, describe como “de gran inspiración melódica. La variedad de números como los boleros, música tribal, mexicana o también la canción vasca, la hace muy interesante. De hecho, hay un momento en que el protagonista entona una canción vasca evocando sus orígenes, los del propio Luis Mariano y también los del compositor. Además hay una gran presencia de música caribeña. Se trata de recreaciones que no toman literalmente música tradicional previa, solo hay una referencia a un corrido mexicano celebre en un interludio”.

Variada instrumentación

El director ovetense pone especial hincapié en la riqueza de la escritura orquestal. “La obra destaca por su variada instrumentación. Está escrita para una orquesta de gran formato pero incluye instrumentos como el acordeón, el piano, todo tipo de percusión… El acordeón suena cuando entra Cricri y nos transporta al Sena al explicarnos que es francesa y que nació en Montmartre. También utiliza piano, con el que logra interesantes efectos”.
En este caso Óliver Díaz ha intervenido tanto en la orquestación como en la partitura: “He añadido algo de percusión, también alargado algunas transiciones e incluido algunos pasajes breves que necesitaba la estupenda producción de Emilio Sagi para algunos cambios de escena. Siempre partiendo de la música de Lopez”. Valencia no está muy acostumbrada a este tipo de obras, pero Díaz está convencido de que llegará al público: “Es una obra que contiene mucha música que la gente reconocerá. Además, contamos con la presencia de Rossy de Palma que supone un gran atractivo para el público”.

© Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL

José Luis Sola en 'El cantor de México'

José Luis Sola será el protagonista en este estreno valenciano, como ya lo fue antes en Madrid y Oviedo y también cuando este mismo espectáculo viajó a Lausana. El tenor navarro se reconoce un ferviente admirador de Luis Mariano del que tiene toda la discografía que incluye no solo sus discos más famosos, sino también sus grabaciones operísticas, tal y como declara a OPERA ACTUAL: “Desde pequeño me llamaba la atención ese tipo de voces, como también otras como la de Nino Bravo, aparte de las propias de la ópera, y comparaba ambos repertorios. Me gustaba cómo Luis Mariano mezclaba las dos formas de cantar”, asegura.
Respecto a la escritura vocal de El cantor, el tenor afirma que “al tratarse de canciones, pareciera que tiene menos dificultad que un rol lírico, pero es al revés, porque Luis Mariano cantaba con esas medias voces, con esos filatos y ese fraseo tan bonito pero de gran dificultad. Cantaba con una voz clara que luego cubría dándole un color más varonil. Ya desde que la canté en Madrid descubrí que se adaptaba muy bien a mi tipo de voz. La obra es muy exigente, ya que tiene varios do de pecho”.
Sola está seguro de que gustará: “Es un espectáculo maravilloso. Cuando surgió la posibilidad de hacerla otra vez me llenó de ilusión. Funciona tan bien… La gente se lo pasa extraordinariamente; hay una variedad de cambios y de escenarios increíble. Luego hay una trama interesante, bailarines, cantantes… Es tan completo… yo recuerdo la gente aplaudiendo a rabiar. En la coda final la gente se levantaba y bailaba. Ves caras de alegría… Es algo increíble. Eso, noche tras noche”.– ÓA