Bush, Merkel y la Cicciolina viajan a Galicia en 'A amnesia de Clío'

La Real Filharmonia de Galicia estrena en Santiago una ópera del compositor Fernando Buide, antes de presentarla en A Coruña y Ourense

07 / 11 / 2019 - Lourdes MORGADES - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Galicia Amnesia La directora de escena de la nueva ópera, Marta Pazos, en la propuesta escenográfica de este estreno
Galicia Amnesia La soprano Raquel Lojendio © Michal NOVAK

Real Filharmonía de Galicia
Fernando Buide: A AMNESIA DE CLÍO
Entreno Absoluto
10_11 (Auditorio De Galicia, Santiago de Compostela)
12_11 (Teatro Colón, A Coruña)
14_11 (Auditorio Municipal, Ourense) (en versión de concierto)

 

Clío: Raquel Lojendio. Bush: Sebastià Peris. Zimmerman / Merkel: Marina Pardo. Real Filharmonia de Galicia. Orfeón Terra A Nosa (Dir.: Miro Moreira). Dirección: Paul Daniel. Dirección de escena: Marta Pazos.

El compositor gallego­­ Fernando Buide, un enamorado de la ópera, siente debilidad por los grandes roles femeninos del género, de Carmen a Lulu, pasando por Elektra y Salome, y no ha querido dejar pasa la oportunidad de que su primera ópera, A amnesia de Clío, que se estrena el 10 de noviembre en Santiago de Compostela, tenga un rol protagonista femenino fuerte. “Un personaje poliédrico, al que cueste juzgar y con el que el público empatice solo a ratos y en otros marque distancias”, explica el compositor.

Ese personaje se llama Clío, como la musa griega de la Historia, para cuya creación el dramaturgo Fernando Epelde, autor del libreto, se ha inspirado en Ilona Staller, artísticamente conocida como Cicciolina, que fue cantante, actriz de pornografía y diputada en la escena política italiana. Clío se cita en Galicia con el expresidente George Bush y Angela Merkel en una obra en la que realidad histórica y ficción política se entrecruzan para dar lugar a una ópera contemporánea con un pie en la realidad y otro en la distopía.

El compositor Fernando Buide

A amnesia de Clío se estructura en tres actos y se inicia en el año en el que George Bush empezó a pintar obsesivamente a los soldados a los que había enviado a Irak en 2003. Es en este momento que Bush y Clío se encuentran por primera vez y sus caminos vuelven a cruzarse ocho años después, él de nuevo convertido en presidente de Estados Unidos y ella habiendo escalado en política y dispuesta a arrebatarle el poder para escribir la historia hasta llegar a metamorfosearse en la musa Clío.

“La pregunta que lanzamos en la ópera es ¿quién escribe la Historia? A veces centrarse en los aspectos más barrocos e hiperbólicos es una manera de poner una cortina sobre las historias más humanas que hay detrás”, señala Buide, quien afirma que su obra bebe de la tradición operística más clásica. “Está pensada desde la voz, desde el elemento vocal se ha construido toda la partitura”, afirma.

Marta Pazos: “Los grandes temas de 'A amnesia de Clío' son el arte y la política"

La directora de escena y escenó­grafa Marta Pazos ha creado un doble espacio escénico en forma de díptico donde trascurre la acción. “Los grandes temas de A amnesia de Clío son el arte y la política. El binomio de personajes formado por Clío, una mujer procedente del mundo del arte que recae en la política, y Bush, del mundo de la política y recae en el del arte, es el punto de partida. Toda la propuesta escénica consiste en habitar el lugar que no te pertenece y hacerlo tuyo”.

La soprano Raquel Lojendio es Clío, papel escrito para sus características vocales por Buide, cuya música la cantante califica de compleja, “pero es muy buena y el trato que da a la voz es perfecto”, señala. “La mayor dificultad del rol es la idea preconcebida que se tiene del personaje de Cicciolina y profundizar con toda su transgresión artística y sexual. Mi personaje es Clío, pero en la ópera la llaman Ciccio, y no cabe duda que para el compositor y el libretista ha sido algo más que inspiración”, afirma la soprano.– ÓA

* Proyecto realizado con la Beca Leonardo a Investigadores y Creadores Culturales 2017 de la Fundación BBVA.
Una producción de Voadora en coproducción con el Consorcio de Santiago – Real Filharmonía de Galicia, Centro Dramático Galego y Amigos de la Ópera de Santiago