Brillante noche española del Teatro Real en el Carnegie Hall

La Orquesta Titular del coliseo madrileño debutó en Nueva York junto a Sabina Puértolas y Javier Perianes bajo la dirección de Juanjo Mena

17 / 09 / 2022 - Rebeca BLANCO - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Real NY operaactual La Reina Doña Sofía, junto a los alcaldes de Nueva York y Madrid acompañados de otras autoridades © Teatro Real / Chris LEE
Real NY operaactual Javier Perianes, Sabina Puértolas, Juanjo Mena y La Reina Doña Sofía © Teatro Real / Chris LEE
Teatro Real Canegie Hall Juanjo Mena y la Orquesta Titular del Teatro Real en el Carnegie Hall © Teatro Real / Chris LEE
Marta Rivera de la Cruz, Gregorio Marañón, José Luis Martínez-Almeida y Su Majestad la Reina Sofía Marta Rivera de la Cruz, Gregorio Marañón, José Luis Martínez-Almeida y Su Majestad la Reina Sofía en Nueva York © Teatro Real / Chris LEE

El Teatro Real de Madrid aterrizó la noche del jueves 15 de septiembre, por primera vez, en el mítico escenario del Carnegie Hall de Nueva York, un debut que se ha hecho esperar más de un siglo desde que el coliseo madrileño se inaugurara a finales del siglo XIX.

Fue una noche muy emocionante, con un Carnegie Hall en el que no cabía un alfiler y que por momentos trasladó a España a americanos y a españoles residentes en Nueva York. Aunque esta velada a la madrileña que supuso el debut del Teatro Real en la ciudad que nunca duerme llevaba poniendo los dientes largos al público neoyorquino desde hace meses (estaba programada desde antes de la pandemia), no pudo dejar mejor sabor de boca. Contando con la presencia entre el público de Su Majestad la Reina Doña Sofía y del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, esta gala formó parte de los eventos organizados para conmemorar el comienzo del Mes Nacional de la Herencia Hispana de Estados Unidos y el 40º aniversario del hermanamiento de la capital española y la metrópolis estadounidense.

La noche anterior se celebraba dentro del mismo ciclo una gala flamenca en la Fundación Angel Orensanz con los bailaores Amador Rojas y Yolanda Osuna, siendo el pistoletazo de salida a una gira que incluye 50 citas por todo el país. En palabras del propio Ignacio García-Belenguer, director general del Teatro Real, estos son solo los primeros pasos de un gran proyecto de internacionalización del Teatro Real, un proceso que “es una vocación que está recogida en sus estatutos”. También presenció el evento el alcalde de Nueva York, Eric Adams, quien tuvo su primer encuentro con la Reina de España estos días.

"El programa en el Carnegie Hall incluyó una selección de algunos de los compositores españoles más internacionales"

El programa en el Carnegie Hall incluyó una selección de algunos de los compositores españoles más internacionales tales como Falla, Albéniz, Vives, Sorozábal, Chueca o Giménez defendidos por el pianista Javier Perianes y la soprano Sabina Puértolas con el director Juanjo Mena al mando de la Orquesta Titular del Teatro Real (Orquesta Sinfónica de Madrid). En la primera parte del concierto tuvieron lugar una selección de El sombrero de tres picos y de Noches en los jardines de España de Falla y algunos números de la Suite Iberia de Albéniz, algunas de las obras más representativas de la música española para piano. La Orquesta del Real se desenvolvió con gusto de la mano de Mena, quien advertía en horas previas al concierto que tocar en el Carnegie no es cosa sencilla: “La sala tiene una acústica peligrosa para una orquesta sinfónica y hay que tener precaución, no superando el nivel de sonido más allá de la que la propia sala acepta”, aseguraba el maestro. Aun así, la simbiosis entre orquesta y director les hizo uno con el escenario, pareciendo que jugaban en casa. A ellos se sumó Perianes, que sí es un habitual en el Carnegie, quien llevó con maestría al piano las piezas de Falla y Albéniz.

En la segunda parte, de carácter lírico, hizo su aparición la soprano Sabina Puértolas, quien confesaba la misma mañana del concierto estar “nerviosa aunque emocionada por poder debutar por fin en este lugar soñado”. La cantante española, que había cerrado su estreno en la Metropolitan Opera pero tuvo que cancelar sus planes debido a la pandemia, decía tener “una espinita con Nueva York”. Para este merecido estreno deleitó al público con su coloratura de experta y su desparpajo en la Canción del Ruiseñor de Doña Francisquita de Vives y “Me llaman la primorosa” de El barbero de Sevilla de Gerónimo Giménez. Así mismo, Puértolas regaló con una espléndida versión de “En un país de fábula” de La tabernera del puerto, pieza con la que demostró que no solo le va como anillo al dedo y que interpretó de manera exquisita.

Una gran noche, un gran éxito y un gran debut.– ÓA