Bernarda Alba se muda a Málaga

La ópera de Miquel Ortega llega al Teatro Cervantes en una nueva producción y con parte del reparto que la estrenó en Madrid

28 / 06 / 2021 - Pablo MELÉNDEZ-HADDAD - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Bernarda Alba Ortega / operaactual.com Una escena de 'La casa de Bernarda Alba' en el montaje de Bárbara Lluch que se vio en Madrid © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL
Bernarda Alba Ortega / operaactual Una escena del estreno de 'La casa de Bernarda Alba', de Miquel Ortega, en el Teatro de La Zarzuela de Madrid. La ópera se había ofrecido en su versión para orquesta sinfónica en el Festival Castell de Peralada después de su estreno en Brasov (Hungría) © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL

Málaga

Teatro Cervantes
Miquel ORTEGA: LA CASA DE BERNARDA ALBA
03, 04_07

Bernarda Alba: Nancy Fabiola Herrera. Adela: Carmen Romeu. Poncia: Luis Cansino. Martirio: Carol García. Amelia: Ana Häsler. Magdalena: Belén Elvira. Angustias: Berna Perles. Criada: Milagros Martín. María Josefa: Helena Dueñas. Orquesta de Cámara de la Sinfónica de Málaga. Coro de Ópera de Málaga (Dirección: Salvador Vázquez). Dirección musical: Miquel Ortega. Dirección de escena: Francisco Javier Hernández.

 

Consolidada ya como la ópera española contemporánea más representada desde su estreno, la obra de Miquel Ortega llega por fin al Cervantes y en una nueva producción de Francisco Javier Hernández para despedir el curso lírico, y lo hace después de varias cancelaciones debidas a la pandemia.

Se anunciaba para abril de 2020 y en una nueva producción, pero debió aplazarse hasta este mes de julio debido a la pandemia. La casa de Bernarda Alba, la ópera española contemporánea más representada del último lustro, se debe a la genialidad melódica y teatral del compositor y director Miquel Ortega, contando con un libreto de Julio Ramos basado en la célebre tragedia de Federico García Lorca.

"Carol García retoma el papel de Martirio y se reencontrará con Nancy Fabiola Herrera, Carmen Romeu, Belén Elvira, Berna Perles o Milagros Martín, sin olvidar al barítono Luis Cansino en el papel de Poncia"

A la valía de su partitura y a la adecuación del libreto, se ha unido desde que pasó por el Teatro de La Zarzuela en noviembre de 2018 –cuando se estrenó la versión para orquesta de cámara– un reparto que mostró una química pocas veces vista. En la entrevista que se ofrece en ÓA 248, la mezzosoprano Carol García reconoce que montar la obra fue una experiencia «muy especial para mí y todo el equipo. La partitura de Miquel Ortega al principio parece difícil, pero cuando entiendes sus armonías es impresionante y, a nivel teatral, tiene mucha fuerza. En algún ensayo acabábamos todos llorando y esa emoción se transmite en las funciones». Eso se llama trabajo en equipo. García retoma ahora el papel de Martirio y en el Cervantes se reencontrará con compañeras de viaje como Nancy Fabiola Herrera, Carmen Romeu, Belén Elvira, Berna Perles o Milagros Martín, sin olvidar al barítono Luis Cansino en el papel de Poncia. «Martirio es un papel difícil en cuanto a afinación y ritmo», continúa Carol García, «y en ese sentido, trabajar con el compositor es una bendición porque puede ayudarte e incluso adaptar la línea vocal».

Un privilegio

Nancy Fabiola Herrera, que volverá a defender el papel protagonista en esta nueva producción que firma para el Cervantes Francisco Javier Hernández, también tiene ese estreno madrileño grabado en la piel, aunque por razones personales. Según explica la cantante canaria, Premio ÓPERA ACTUAL 2018, «por desgracia el estreno en Madrid coincidió con la muerte de mi hermana. Nunca olvidaré el cariño y el apoyo que esa noche recibí de todos mis compañeros y del teatro». En ese ahora lejano 2018, Miquel Ortega era consciente de que pocos compositores actuales pueden darse el lujo de ver sus óperas repuestas y, mas todavía, en diferentes producciones. Esto es lo que está viviendo con su Bernarda, estrenada en 2007 en Rumanía en su versión sinfónica. Expectante entonces ante la première madrileña reconocía que «ver una ópera tuya recuperada es una suerte inmensa y un honor», afirmaba a ÓA el músico catalán. Después pudo llevarla al Festival Castell de Peralada y al de Santander, aunque su paso por La Zarzuela fue fundamental: Daniel Bianco, director del coliseo madrileño, le propuso que un barítono hiciera el papel de Poncia, un detalle que acabó de redondear la propuesta (ver vídeo más abajo).

El músico trabajó una década en la composición, de 1991 a 1999, pero no la orquestó hasta 2006, «porque comencé a escribirla justo cuando arrancaba mi carrera como director. Como vi que tardaría, comencé por los motivos musicales de cada rol, para que no se me olvidaran y no perdieran coherencia. La escribí en Madrid, cuando era repetidor en La Zarzuela, por lo que es como si mi Bernarda volviera a casa», confesaba a ÓPERA ACTUAL ante ese importante estreno.– ÓA