Attila, dispuesto a conquistar Canarias

La poco programada ópera de Giuseppe Verdi se estrenará en la isla con Marko Mimica y Tanya Ivanova en los papeles principales

17 / 11 / 2021 - Ismael G. CABRAL - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Tanya Ivanova Tanya Ivanova

Santa Cruz de Tenerife

Ópera de Tenerife
Verdi Attila
23, 25, 27_11 (Auditorio de Tenerife)

Attila: Marko Mimica. Odabella: Tanya Ivanova. Ezio: Alfredo Daza. Foresto: Antonio Poli. Leone: Rocco Cavaluzzi. Uldino: Javier Palacios. O. S. de Tenerife. Coro Ópera de Tenerife. Dirección musical: Christopher Franklin. Dirección de escena: Andrea de Rosa.

 

La poco programada ópera de Giuseppe Verdi se estrenará en la isla en una coproducción con el Teatro Regio di Parma y con Marko Mimica y Tanya Ivanova en los papeles principales.

Tras el estreno, el pasado mes de octubre, de una nueva producción de La casa de Bernarda Alba, de Miquel Ortega, la Ópera de Tenerife continuará en noviembre apostando por otro título, ya de regreso al siglo XIX, pero situado prácticamente en los márgenes del repertorio, Attila, de Giuseppe Verdi, estrenada en La Fenice de Venecia en 1846. La novena ópera del compositor italiano utiliza un libreto de Temistocle Solera que presenta la historia del célebre Atila, rey de los hunos, focalizándose especialmente –más allá de la coyuntura histórica de la invasión de Italia en el siglo V– en su relación con Odabella, la hija del señor de la ciudad de Aquilea que Attila acaba de conquistar y que está prometida con otro guerrero, Foresto.

"Se trata de una propuesta que actualiza convenientemente el relato mediante el uso de un vestuario heterogéneo y una iluminación claramente contemporánea, pero que respeta con pulcritud la aventura verdiana"

La coproducción que podrá verse en Tenerife en las tres funciones programadas los días 23, 25 y 27 de noviembre proviene del Teatro Regio de Parma, sede del Festival Verdi, y llega firmada por Andrea de Rosa, montaje que vio la luz en 2018. Se trata de una propuesta que actualiza convenientemente el relato mediante el uso de un vestuario heterogéneo y una iluminación claramente contemporánea, pero que respeta con pulcritud la aventura verdiana, optando por ubicarla al aire libre, enclavando la acción en un paisaje árido y rocoso. La soprano búlgara Tanya Ivanova sustituye a la uruguaya María José Siri, previamente anunciada.

En esta ópera venturosa y rotundamente juvenil, también patriótica y religiosa, Verdi no descuidó cincelar los perfiles psicológicos de unos personajes a los que llevó más allá de una esquemática historia de héroes y villanos, sumiéndolos en múltiples ambigüedades. Pero también, en lo puramente vocal, tensó las cuerdas con unas exigencias muy por encima de las que demandaban otros compositores coetáneos. En este sentido no pone fáciles las cosas ni a la intérprete de Odabella ni tampoco al protagonista, aquí defendido por el bajo barítono Marko Mimica, quien tiene que hacer frente a una de las arias más comprometidas del repertorio verdiano, «Mentre gonfiarsi l’anima… Oltre quel limite». Alfredo Daza, Antonio Poli, Rocco Cavaluzzi y Javier Palacios completan el elenco de una ópera que vuelve así a los escenarios españoles después de su inclusión en el proyecto Tutto Verdi de la ABAO bilbaína en 2014.–  ÓA