Arteta, una nueva ‘Carmen’ en Jerez

El Villamarta de Jerez clausura su temporada con la popular ópera de Bizet, con Ainhoa Arteta debutando el rol titular

15 / 06 / 2023 - Ismael G. CABRAL - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
AINHOA_ARTETA-franciscolopez-operaactual Ainhoa Arteta y Francisco López

Jerez de la Frontera

Teatro Villamarta
Bizet: CARMEN
23, 25_06

Carmen: Ainhoa Arteta. Don José: Marcelo Puente. Escamillo: Simón Orfila. Micaëla: Berna Perles. Mercédès: Marifé Nogales. Frasquita: Máriam Guerra. Le Dancaïre: Javier Povedano. Coro del Teatro Villamarta. (Dirección: José Ramón Hernández, Ana Belén Ortega). O. Filarmónica de Málaga. Dirección musical: Oliver Díaz. Dirección de escena: Francisco López.

 

El Villamarta de Jerez clausura su temporada con la popular ópera de Bizet, con Ainhoa Arteta debutando el rol titular y con Berna Perles interpretando su primera Micaëla. La ópera revive con la aclamada puesta en escena de Francisco López.

Con la clausura de la temporada del Teatro Villamarta llega uno de los momentos más esperados de su curso lírico, la reposición de su montaje de Carmen que supondrá el debut en el papel protagonista de la soprano Ainhoa Arteta después de muchos años acercándose al personaje, pero sin abordar la obra en su integridad. Un atractivo señuelo de unas representaciones que contarán con la bien probada producción de Francisco López y dirección musical de Oliver Díaz, además de un elenco muy asociado a la obra integrado por Marcelo Puente, Simón Orfila y Marifé Nogales, entre otros. También estará Berna Perles, otra debutante en la partitura.

A juicio de López se trata de una Carmen “intimista, dramática, intensa y fascinante que se mueve en un viaje constante entre los polos opuestos, entre la vida y la muerte, lo angelical y lo demoniaco”. Todo ello trabajado escenográficamente desde los parámetros habituales que maneja el director de escena, en este caso con claras alusiones visuales a una ambientación mediterránea que nada tiene que ver con “lo pintoresco y con los lugares comunes”, alejada del folclorismo que durante décadas ha barnizado tantos montajes de la popular ópera.

Otra esperada primicia que podrá disfrutarse en estas funciones –las últimas programadas por la todavía directora del Villamarta, Isamay Benavente, antes de asumir las riendas del madrileño Teatro de La Zarzuela–, es la de la soprano malagueña Berna Perles encarnando a Micaëla. “Es un personaje que siempre he querido cantar y que me lo ofrecieran me hizo mucha ilusión, porque tiene una vocalidad que se adapta muy bien a la mía, que soy una soprano lírica plena”, afirma a ÓPERA ACTUAL. “Tiene un aria muy lucida (‘Je dis que rien ne m’épouvante’) y Bizet, con su escritura, te da margen para mostrar tu voz, para embellecer el canto”.

© Teatro Cervantes / Daniel PÉREZ

Una escena del montaje de Francisco López de 'Carmen'

Ni tontorrona ni ingenua

Berna Perles conocía a Micaëla a medias, ya que hace unos años hizo una aproximación al rol en unos conciertos de la Sinfónica de Sevilla en el Real Alcázar de la ciudad hispalense. “Ahora tengo mucha curiosidad de saber cómo se va a abordar mi personaje en esta producción. He visto algunas en las que se muestra como una tontorrona, una ingenua. Pero yo creo que ella es una mujer que tiene valores y principios, que es valiente y que decide irse en plena noche donde están los contrabandistas a buscar a Don José. Ella es mucho más grande de lo que algunos directores de escena han sabido entender”, plantea.

"Otra esperada primicia que podrá disfrutarse en estas funciones es la de la soprano malagueña Berna Berles encarnando a Micaëla"

La soprano regresa con esta Carmen al coliseo jerezano donde ya se presentó como parte del cast de La casa de Bernarda Alba. “Mi personaje encarna mayores complicaciones de las que pueden atisbarse a simple vista. Es un canto delicado y a la vez lleno, lírico. En no demasiada extensión aúna muchos requisitos de elegancia y delicadeza y, a la vez, una presencia vocal suficiente, un registro medio con cuerpo, medias voces y un agudo resuelto”.– ÓA