Anna Netrebko reclama al Met ante los tribunales 350.000 dólares

La soprano interpone una demanda laboral a la compañía de ópera neoyorquina por la cancelación de sus contratos para cantar dos óperas

22 / 06 / 2022 - Lourdes MORGADES - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
anna netrebko-circulo-operaactual (1) © Antoni BOFILL

La soprano Anna Netrebko reclama al Met de Nueva York ante los tribunales 350.000 dólares (unos 331.000 euros aproximadamente) por la cancelación por parte de la compañía operística de Nueva York de los contratos que había firmado para cantar Turandot el pasado abril y en la temporada 2022-23 el papel de Isabel de Valois en la ópera Don Carlo, informa el diario The New York Times en un extenso reportaje que, bajo el título The Netrebko Question, repasa la ofensiva iniciada por la cantante para retomar su actividad profesional tras retirarse temporalmente de los escenarios cuando Rusia empezó a invadir Ucrania.

El rotativo neoyorquino asegura que Netrebko ha contado con la ayuda del American Guild of Musical Artists (AGMA), el sindicato estadounidense de artistas musicales, que representa a los cantantes de ópera, para interponer la demanda laboral contra la compañía del Metropolitan Opera House reclamando los honorarios, unos 350.000 dólares, de las funciones por las que estaba contratada para cantar en el Met Turandot, el pasado mes de abril, en las que fue sustituida por la soprano ucraniana Liudmyla Monastyrska, y Don Carlo en la próxima temporada y que el teatro canceló.

© Metropolitan Opera House

Al inicio de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, el director general del Met, Peter Gelb, pidió a Netrebko una declaración clara y explícita de repulsa a la política de Putin. Netrebko envió a los medios un comunicado explicando que se oponía a la guerra. «Soy rusa y amo a mi país, pero tengo muchos amigos en Ucrania y el dolor y el sufrimiento ahora mismo me rompen el corazón. Quiero que esta guerra termine para que la gente pueda vivir en paz. Eso es lo que espero y por lo que rezo», afirmaba la soprano. Para Peter Gelb, el comunicado no fue suficiente y optó por cancelar los contratos que había firmado Netrebko para cantar Turandot y Don Carlo en el Met.

Ante la presión de la que era objeto, Anna Netrebko optó por apartarse temporalmente de los escenarios, hasta que el 22 abril reapareció en la Ópera de Montecarlo tras haber hecho público una condena contundente de la guerra contra Ucrania y haberse desmarcado de forma explícita de Vladimir Putin. Mientras algunos teatros y salas de conciertos le empezaban a abrir las puertas en Europa (Philarmonie de París, Teatro alla Scala de Milán y Staatsoper de Berlín) y Latinoamérica (Teatro Colón de Buenos Aires), en Rusia se las cerraban.

© Metropolitan Opera House

Anna Netrebko

El regreso a los escenarios de Netrebko fuera de Rusia fue acompañado de cambio sustanciales. Se deshizo de su agente de siempre, Judith Neuhoff, directora del Centre Stage Artist Management de Berlín, y contrató como agente único a Miguel Esteban, un promotor de eventos y conciertos con sede en Londres, que la había ayudado a gestionar sus finanzas.

Anna Netrebko ha iniciado una ofensiva para volver a ocupar la posición preeminente que tenía en el mundo de la ópera antes del inicio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. Ha contratado a un gestor de comunicación experto en crisis y ha presionado a teatros de ópera y salas de conciertos que le han cancelado compromisos.

Según el New York Times, en las últimas semanas, Netrebko ha tratado de volver a introducirse en los circuitos musicales de Estado Unidos. El Carnegie Hall, la Ópera San Francisco y la Filarmónica de Nueva York han recibido propuestas de conciertos de sus representantes, pero por ahora nadie ha hecho público ningún compromiso para que la soprano vuelva a cantar en Estados Unidos. En cualquier caso, ninguna de las tres instituciones musicales citadas había tenido anteriormente a la crisis bélica relación alguna con Netrebko.

Los próximos compromisos operísticos de Anna Netrebko hasta final de 2022 son una Aida y una Turandot en el Festival de la Arena de Verona en julio y agosto;  un concierto junto a su marido, el tenor Yusif Eyvazov, en el Teatro Real de Madrid dentro del Universal Music Festival, dos funciones de Aida en octubre y noviembre; en el Teatro Colón de Buenos Aires, dos funciones de Tosca en noviembre; y en la Ópera de París, cuatro representaciones de La forza del destino en diciembre. Además de diversos conciertos junto Yusif Eyvazov también en Regensburg, Liubliana, Colonia, Stuttgart, Hamburgo, Tel Aviv y Buenos Aires.–ÓA