Alagna y Kurzak renuncian a la 'Tosca' del Liceu "por su muy mal gusto"

El tenor francés y la soprano polaca tenían previsto protagonizar la obra de Puccini en enero del próximo año en el coliseo barcelonés

27 / 05 / 2022 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 1 min

Print Friendly, PDF & Email
Aleksandra Kurzak y Roberto Alagna no cantarán 'Tosca' en el Liceu Aleksandra Kurzak y Roberto Alagna no cantarán 'Tosca' en el Liceu
Detalle del montaje de 'Tosca' del 'regista' Rafael R. Villalobos Detalle del montaje de 'Tosca' del 'regista' Rafael R. Villalobos

Tres días después de que el Gran Teatre del Liceu anunciara que Roberto Alagna y Aleksandra Kurzak no cantarań la Tosca programada para la próxima temporada, el tenor francés ha explicado que el motivo de la renuncia de ambos es su desacuerdo con la puesta en escena de Rafael R. Villalobos. En una entrevista concedida al sitio web Connessi all’Opera, Alagna comenta que él y su pareja no querían ser «rehenes de un proyecto que trata de violencia, sadomasoquismo, pedofilia, desnudez —aunque al final los desnudos sean lo menos grave—, situaciones de total incoherencia respecto a la Tosca de Puccini».

El montaje del director de escena malagueño, coproducido entre otros por el Liceu barcelonés y el Teatro de La Maestranza sevillano, se estrenó en junio del año pasado en el Théâtre de La Monnaie-De Munt de Bruselas envuelto en cierta polémica por lo explícito de su propuesta. Tal como explicaba Ruth Prieto en su reseña para ÓPERA ACTUAL, Villalobos crea «un paralelismo entre la figura de [Pier Paolo] Pasolini –a la vez espectador y personaje– y la de Tosca, en una suerte de vidas paralelas, contando una historia a través de otra, en una versión narrativa y con un escenario giratorio en blanco inmaculado que albergaba todo el dramatismo, y la crueldad, de la obra de Puccini».

La propuesta de Villalobos, que en la primera quincena del presente mes de mayo subió al escenario de la Opéra Orchestre National Montpellier, toma como referencia la película de Pasolini Saló o los 120 días de Sodoma, estrenada pocas semanas después del asesinato del artista italiano en 1975. El film, que aún sufre problemas de censura en diversos países por lo controvertido de su contenido, adapta Los 120 días de Sodoma del marqués de Sade y ambienta la trama en la II Guerra Mundial. En la entrevista, Alagna reconoce que ha sido incapaz de acabar de visionar la película: «Me asqueé tanto que cogí la cinta de vídeo y la tiré a la basura».

«No tiene sentido hacer de Pasolini el personaje principal de Tosca», añade el cantante, para quien, además, «intentar reproducir la película de Pasolini en la obra maestra de Puccini me parecía de muy mal gusto». Según Alagna, la dirección del Liceu les propuso «convencer al director para que hiciera algunos cambios, pero les respondimos que realmente se tenía que cambiar todo». El francés va más allá y asegura que «para ellos nuestra presencia en el Liceu era el punto fuerte de la temporada e incluso propusieron que volviéramos a la vieja producción», a lo que él y Kurzak se negaron porque Villalobos «tenía un contrato y ciertamente, como todos nosotros, derecho a trabajar».

El pasado lunes, el Liceu anunció que Michael Fabiano y Maria Agresta sustituirán a Alagna y Kurzak en la producción, en la que también está prevista la participación de Sondra Radvanovsky (dos funciones) en el rol titular, además de Joseph Calleja y Antonio Corianò alternándose como Cavaradossi. Evgeny Nikitin, George Gagnidze y Luca Salsi se repartirán las 14 representaciones previstas como Barón Scarpia.– ÓA