Historia de la Ópera / Zarzuela

ÓA 273. Historia de la zarzuela III. Primeros pasos

Desde los primeros balbuceos del género, de la mano de Calderón e Hidalgo, hasta la visión más cosmopolita, integradora y ambiciosa de Durón, el teatro musical 'made in Spain' toma cuerpo y gana en genialidad

01 / 01 / 2024 - Verónica MAYNÉS - Tiempo de lectura: 5 min

Print Friendly, PDF & Email
Palacio de La Zarzuela Fachada principal del palacio de La Zarzuela en tiempos de Felipe III (1634), por Juan Gómez de Mora © Archivo Histórico de Protocolos de Madrid

En la segunda mitad del siglo XVII la zarzuela se consolida como forma. Desde los primeros pasos y balbuceos del género, de la mano de Calderón e Hidalgo, hasta la visión más cosmopolita, integradora y ambiciosa de Durón, el teatro musical made in Spain toma cuerpo y gana en genialidad, siempre a la sombra de la corte o de la aristocracia.

En 1649 el matrimonio de Felipe IV y Mariana de Austria inauguró en España una etapa con buenas perspectivas para el teatro tras el escaso interés que los anteriores monarcas habían mostrado por los espectáculos musicales. El rey, gran admirador de Calderón de la Barca, lo nombra director del Real Coliseo del Buen Retiro y le encarga obras para los teatros de la corte, muchas de las cuales incluyen música, algunas con textos cantados en su totalidad (óperas), otras en tres jornadas (semióperas o comedias mitológicas) y piezas de una o dos jornadas, las llamadas zarzuelas.

"'El laurel de Apolo' (1658) es la primera obra de teatro musical publicada con el apelativo de 'zarzuela'"

Las primeras experimentaciones de Calderón en el nuevo género cuajaron en El jardín de Falerina (1648), El golfo de las sirenas (1657), El laurel de Apolo (1658) —la primera publicada con el apelativo de zarzuela— y La fiera, el rayo y la piedra. Uno de los músicos que colaboraron con el dramaturgo fue Juan Hidalgo (Madrid, 1614-1685), artífice de las óperas Celos aun del aire matan y La púrpura de la rosa, estrenadas en 1660 con libretos del dramaturgo predilecto de los monarcas. A Hidalgo se atribuye también la partitura de El laurel de Apolo, hoy perdida. Desde 1645, el compositor madrileño se responsabilizó de los espectáculos escénicos de la corte, cuantiosas óperas, semi óperas y zarzuelas.

Si quieres seguir leyendo, compra la revista, en papel o digital.

© ÓA

Puedes comprar ÓPERA ACTUAL en su edición en papel en tu kiosco habitual o encargarla para que te llegue a casa (en esta misma web o en Amazon) o, si lo prefieres, puedes comprar la edición digital en Kiosko+.