ENTREVISTAS

Leo Nucci: «Nunca me rindo»

01 / 02 / 2021 - Juan Antonio MUÑOZ - Tiempo de lectura: 1 min

Print Friendly, PDF & Email
Nucci Leo Nucci © Roberto RICCI

Mítico, legendario. El barítono italiano volvió a cantar en plena pandemia a pesar de haber anunciado hace un año, en febrero de 2020, que se retiraba de las tablas. aplaudido en el reperto­­rio verdiano y verista, entre sus grandes roles figuran Rigoletto –del que ha cantado más de 500 funciones y que retoma este mes en Florencia–, Nabucco, Macbeth y Scarpia. Esta es una entrevista realizada en octubre de 1995 en la que muestra su entusiasmo y sabiduría.

Hablar de Leo Nucci (Bolonia, 1942) es hacerlo de un cantante de médula verdiana que ha destacado por su talento y por sus dotes histriónicas, cuyo máximo interés artístico radica en producir intimidad y reflexión ante personajes que otros suelen abordar como un medio para impactar en el público. El suyo ha sido un trabajo por la música. Nacido en Bolonia, Nucci, Premio ÓPERA ACTUAL 2013, inició sus estudios en su ciudad natal con Giuseppe Marchesi para continuarlos en Milán con Ottavio Bizzarri. Aunque antes cantó pequeños papeles, su debut oficial se efectuó en Spoleto en 1967 como Fígaro de El barbero de Sevilla. Ingresó al coro de La Scala y, tras cinco años, inició su legendaria carrera [que hoy le mantiene en activo a los 78 años y que este mes le devuelve –si la Covid lo permite– al escenario del Maggio Musicale Fiorentino como Rigoletto y, el próximo verano, al Festival de Aix-en-Provence como protagonista de I due Foscari].

Juan Antonio MUÑOZ: Comenzó formando parte de un coro.

Leo NUCCI: No exactamente. Yo debuté en 1965 con papeles pequeños, pero mi debut verdadero fue con ese Fígaro de Spoleto. Canté pequeñas partes hasta 1970, pero luego las cosas no se dieron como yo esperaba, por lo que decidí ingresar al coro de La Scala. Allí comencé a estudiar y a participar en concursos y se inició mi nueva etapa.

Continúa…*

* Si quiere seguir leyendo este artículo puede hacerlo comprando este número, suscribiéndose a la revista en papel o comprando la versión digital