ENTREVISTAS

Legendario ÓA 275. Leo Nucci, barítono y director de escena: "El respeto al compositor es fundamental en un 'regista'"

01 / 05 / 2024 - Gema PAJARES - Tiempo de lectura: 6 min

Print Friendly, PDF & Email
nucci entrevista El barítono y director d eescena Leo Nucci © R. RICCI

Más de 60 años de carrera con Rigoletto siempre en la maleta. Dejó la ópera representada en 2022, aunque no los conciertos. Ensaya y prueba su voz de barítono cada día, que ahora alterna con la dirección de escena, como la de La Bohème que en mayo cerrará la temporada lírica de ABAO Bilbao Opera, con el tenor español Celso Albelo debutando su Rodolfo en España. Leo Nucci, Premio ÓPERA ACTUAL 2013 y con 82 años cumplidos, ya es historia. Historia de oro.

Cuando atiende a ÓPERA ­ACTUAL, Leo Nucci acaba de aterrizar de Japón. Ha recorrido el mundo de punta a punta en sus sesenta años de carrera, pero cuenta que aún le sobrecoge pensar cómo le recibe el público, en este caso, el nipón. “Es difícil de explicar. La emoción ha sido enorme. Puede sonar manido, pero es así”, narra. Los programas de sus conciertos y recitales, las arias que canta, salen de su mano y de su cabeza. Él es Rigoletto. Lo lleva cosido a su piel, grabado en sus pupilas transparentes desde que lo cantó por primera vez el 10 de mayo de 1973 junto a su esposa, la soprano Adriana Anelli, entonces embarazada de su única hija, Cinzia. El primer bis que se escuchó en el Teatro Real tras su reinauguración, en 2009, fue suyo, precisamente por dar voz y vida al bufón verdiano. Había sido ya entonces más de 400 veces Rigoletto. En aquella ocasión recibió la ovación junto a una más de su “hijas Gilda”, en este caso la soprano Patricia Ciofi. No recuerda que hubiese sido “la mejor Vendetta”, asegura, “pero sí sentí una emoción que me cuesta explicar porque era hacer historia. Fue maravilloso”. Habían pasado demasiados años desde la anterior vez que un cantante repetía un aria en ese teatro, entonces cantada por Miguel Fleta en 1926. Nucci es el barítono de los bises. Y de los trises. Un caso único en la historia de la ópera. Lo sabe, pero no presume de ello.

Nació en la localidad boloñesa de Casti­glione dei Pepoli en abril de 1942, y en 1965 ya estaba tras el telón de un teatro con un pequeño papel en Adriana Lecouvreur; sin embargo, su debut oficial se producirá dos años más tarde, el 10 de septiembre de 1967, con uno de los papeles que más satisfacciones le ha proporcionado, Fígaro de El barbero de Sevilla, de Rossini. “La cosa ya venía de lejos, En 1958 empecé a estudiar canto. Así que, imagine, es toda la vida cantando”. No miente Nucci, afable y cercano, lleno de humor, un mito al que se imagina una en zapatillas o entre cazuelas. Una de las gargantas más privilegiadas de la lírica de la segunda mitad del siglo XX y parte del XXI que, aunque ha abandonado la ópera escenificada, sigue ensayando cada día: “Me preparo, estudio, estoy en buena forma. Me despierto y sé que es lo que tengo que hacer. Con costume é finito. Basta”, cuenta entre risas el barítono, Premio Ópera Actual 2013…

Si quieres seguir leyendo, compra la revista, en papel o digital.

© ÓA / jaroriro!

PPuedes adquirir ÓPERA ACTUAL en su edición en papel en tu kiosco habitual o encargarla para que te llegue a casa (en esta misma web o en Amazono, si lo prefieres, puedes comprar la edición digital en la plataforma Kiosko y Más o en PressReader en dos alternativas: junto a miles de diarios y revistas o con 15 títulos seleccionados.