ENTREVISTAS

Birgit Nilsson: «Para mi voz y mi corazón, Isolde y Brünnhilde fueron las mejores»

01 / 09 / 2020 - Juan Antonio MUÑOZ - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email

La soprano sueca, una de las voces más importantes del siglo XX, fue una gran intérprete de las óperas de Wagner y Richard Strauss, y también del rol titular de Turandot. Temple, franqueza e ironía rezuman sus palabras en esta entrevista realizada en 2000. retirada de los escenarios desde 1984, Nilsson, toda una leyenda, falleció hace ahora 15 años.

Fue sin dudas la más extraordinaria soprano wagneriana y straussiana de la segunda mitad del siglo XX. Birgit Nilsson (1918-2005) contestaba esta entrevista tres lustros después de su retiro desde su casa, a 150 kilómetros al norte de Malmö, en su Suecia natal, y que la ciudad más próxima era Kristianstad, un lugar “muy difícil de encontrar”, según indicaba. Sus respuestas sorprenden por lo directas, aceradas como la voz que la hizo famosa en papeles como Brünnhilde, Isolde, Salome, Elektra y Turandot.

La legendaria cantante nació el 17 de mayo de 1918 en la ciudad de Vástra Karup en la provincia de Skane (Scania) en el sur de Suecia, con el nombre de Marta Birgit Svennson. Contrajo matrimonio con Bertil Niklasson, un estudiante de veterinaria que conoció en un tren, el 10 de septiembre de 1948. Hizo su debut operístico el 9 de octubre de 1946 como Agathe en El cazador furtivo reemplazando a otra cantante que se encontraba enferma, teniendo solo tres días para prepararse. Después vino su presentación oficial, nada menos que con Lady Macbeth, en 1947, en la Ópera Real de Estocolmo.

Juan Antonio MUÑOZ: ¿Qué exigen Wagner y Strauss a sus cantantes?

Birgit NILSSON: Piden voces dramáticas que sobrepasen una gran orquesta y buena fibra, que permita sostener el empuje y mantener el aliento. Ojalá se pueda tener ambas cosas, pero creo que la fibra es principal. Cuando hablo de fibra me refiero a carácter y a músculo.

Continúa…*

* Si quiere seguir leyendo este artículo puede hacerlo comprando este número, suscribiéndose a la revista en papel o comprando la versión digital