El ‘Wozzeck’ más humano e inquietante

Valencia

30 / 05 / 2022 - César RUS - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
wozzeck-operaactual-lesarts (2) Eva-Maria Westbroek como Marie y Andreas Conrad como Capitán © Palau de Les Arts / Mikel PONCE & Miguel LORENZO
wozzeck-operaactual-lesarts (2) Una escena del montaje de Andreas Kriegenbrug © Palau de Les Arts / Mikel PONCE & Miguel LORENZO
wozzeck-operaactual-lesarts (3) Peter Mattei como Wozzeck © Palau de Les Arts / Mikel PONCE & Miguel LORENZO

Palau de Les Arts

Berg: WOZZECK

Estreno local

Peter Mattei, Eva-Maria Westbroek, Adrián García, Christopher Ventris, Franz Hawlata, Tansel Akzeybek, Andreas Conrad, Patrick Guetti, Yuriy Hadzetskyy, Joel Williams, Alexandra Ionis, Jorge Franco. Dirección musical: James Gaffigan. Dirección de escena: Andreas Kriegenbrug. 26 de mayo de 2022.

Difícilmente podía haber tenido Wozzeck una mejor presentación en Valencia. La obra maestra de Berg, que justamente también sube en estas fechas en el escenario del Liceu de Barcelona, ha tardado un siglo en llegar al Palau de Les Arts, pero lo ha hecho por todo lo alto tanto a nivel escénico como musical. La producción de Andreas Kriegenburg fue estrenada en Múnich en 2008; es, pues, una propuesta con ciertos años y garantías. El espacio escénico se centra en un cubo móvil y una lámina de agua que cubre el escenario. Con estos elementos se consiguen atractivos cuadros jugando especialmente con los reflejos, algo propio de muchas puestas de escena actuales. La estética tiene un marcado aire expresionista y, en particular, recuerda al cine alemán de esa época. En la concepción dramática de la obra contrasta la naturalidad con la que se presentan Wozzeck, Marie y el hijo de ambos en relación al resto de personajes, los cuales aparecen caracterizados de manera grotesca porque todos son cómo los percibe el delirio y la paranoia de una mente esquizofrénica, la del protagonista, lo que recuerda a la historia real que inspira la obra de teatro en la que se basa la ópera. Otro elemento fundamental es el tema de la pobreza en la que viven Wozzeck y su familia, algo que se convierte en un estigma que marcará también al hijo una vez se queda huérfano.

"Eva-Maria Westbroek estuvo exuberante en lo vocal con un canto redondo, sin estridencias, pero a la vez dramático e incisivo"

El reparto fue redondo. Lo encabezó Peter Mattei, quien muestra un Wozzeck humano, casi como un hombre común, conducido a la locura; su naturalidad hace que su retrato sea especialmente cercano, y por ello inquietante. Vocalmente Mattei subraya esta idea con un canto noble y recio, sin ningún tipo de efecto exagerado. Eva-Maria Westbroek estuvo exuberante en lo vocal, con un canto redondo, sin estridencias, pero a la vez dramático e incisivo. Teatralmente fue una Marie de tintes heroicos. Adrián García cantó e interpretó excelentemente la parte del hijo, personaje que tuvo una especial relevancia escénica. Pero, además, se contó con comprimarios de lujo: tal es el caso del Tambor Mayor de Cristopher Ventris, de canto recio y brillante; Andreas Conrad caracterizó a la perfección al Capitán con una voz de fácil proyección y una gran capacidad para el matiz; un otoñal Franz Hawlata ofreció un Doctor con amplio sentido teatral. Del resto del reparto hay que subrayar el trabajo de Tansel Akzeybek como Andres y la brillante Margret de Alexandra Ionis.

James Gaffigan se enfrentaba por primera vez a esta obra; era, además, la primera ópera que dirigía en el Palau de Les Arts de cuya orquesta es titular y demostró una extraordinaria pericia técnica y madurez interpretativa. Supo conseguir plasmar cada detalle y cada matiz de la partitura como si hubiese dirigido la obra en repetidas ocasiones. Para la Orquestra de la Comunitat fue todo un reto, pues nunca había interpretado una obra de la Segunda Escuela de Viena y, como siempre, volvió a demostrar su calidad. Excelentes también tanto el Cor de la Generalitat como la Escolanía de la Virgen de los Desamparados.  * César RUS, corresponsal en Valencia de ÓPERA ACTUAL