Washington: 'Tosca' despide la temporada

30 / 05 / 2019 - Esperanza BERROCAL - Tiempo de lectura: 2 minutos

Print Friendly, PDF & Email
La producción de Ethan McSweeny con la que la WNO cerró la temporada no arriesgó y resultó un acierto por su falta de pretensión © WNO/ Scott SUCHMAN
La producción de Ethan McSweeny con la que la WNO cerró la temporada no arriesgó y resultó un acierto por su falta de pretensión © WNO / Scott SUCHMAN
La producción de Ethan McSweeny con la que la WNO cerró la temporada no arriesgó y resultó un acierto por su falta de pretensión © WNO / Scott SUCHMAN

Washington National Opera

Puccini: TOSCA

Cierre de temporada

Keri Alkema, Riccardo Massi, Alan Held, David Cangelosi, Samson McCrady, Michael Hewitt, Wei Wu, Holden Browne. Dirección: Speranza Scappucci. Dirección de escena: Ethan McSweeny. 26 de mayo de 2019.

Esta producción de la Opera de Seattle recuperaba para la compañía la popular Tosca de Puccini después de ocho años de ausencia, y lo hacía para despedir de manera espléndida la temporada de la  WNO. El logro puede considerase aún más significativo si se considera que casi la totalidad del elenco –­cinco de los ocho cantantes principales– ha pasado o está en la actualidad participando en el Programa de Jóvenes Cantantes Domingo-Cafritz de la casa.

Y sí, este hecho cerciora que el impacto de la iniciativa privada en Estados Unidos es fundamental para el presente y el futuro de  la ópera, aspecto cada vez más evidente también en Europa. El Programa Domingo-Cafritz Young Artist (DCYA), completamente financiado por patrocinio y donaciones, se ha convertido en una cantera de cantantes de altura presentes en los teatros estadounidenses e internacionales.

Volviendo a esta Tosca, la soprano Keri Alkema demostró aplomo y seguridad en el personaje protagonista en su dualidad de mujer amante y vengativa; en lo vocal desplegó una proyección de lujo y control de los agudos como pudo verse en la esperada aria “Vissi d’arte”. En su debut con esta compañía, Riccardo Massi se ganó al público por sus magníficas cualidades de tenor spinto, sobrado de potencia y expresividad vocal, y por su personificación dinámica y heroica de un Cavaradossi entregado hasta la muerte a su fiel amante con una actuación impresionante en el fusilamiento.

© WNO / Scott SUCHMAN

Keri Alkema como Tosca y Riccardo Massi como Cavaradossi

La corpulenta y potente voz del veterano barítono Alan Held dio vida a un maléfico Scarpia, con indiscutible presencia escénica. En los papeles menores destacaron la precisa voz del bajo  Wei Wu como Sacristán, y el buen hacer general del Michael Hewitt como Angelotti, al igual que David Cangelosi como Spoletta y  Samson MacCrady como Sciarrone. La estupenda labor del Coro de la WNO y del coro de niños bajo la dirección de Steven Gathman, incluido el joven solista Holden Browne,  completaron un resultado óptimo a nivel vocal.

La tradicional producción de Ethan McSweeny, situada dentro del contexto decimonónico con laboriosos decorados de época, fue un acierto por su falta de pretensión y estuvo magníficamente secundada por el atractivo vestuario de Lena Rivkina y la meticulosa iluminación de Gary Marder que convirtió los momentos más dramáticos en un potente lienzo colorista, dando el marco necesario a los cantantes para lucirse sin grandes esfuerzos escénicos con un resultado artístico del todo estimulante.

Desde el podio, la batuta de Speranza Scappucci controló con inusual complicidad con los cantantes y cada detalle de la partitura ofreciendo una lectura musical excepcional.