Unas musicales 'Bodas de Figaro' en Japón

Matsumoto

25 / 08 / 2022 - Mika INOUCHI - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
Nozze Matsumoto 'Le nozze di Figaro' en la dirección de escena de Laurent Pelly © Matsumoto Festival / Takeshi YAMADA
Nozze Matsumoto 'Le nozze di Figaro' en la dirección de escena de Laurent Pelly © Matsumoto Festival / Takeshi YAMADA
Nozze Matsumoto 'Le nozze di Figaro' en la dirección de escena de Laurent Pelly © Matsumoto Festival / Takeshi YAMADA

Seiji Ozawa Matsumoto Festival 2022

Mozart LE NOZZE DI FIGARO

Samuel Dale Johnson, Ailyn Pérez, Ying Fang, Philippe Sly, Angela Brower, Susanne Mentzer, Patrick Carfizzi, Martin Bakari, Shuhei Itoga, Cheyanne Coss, Hidekazu Machi. Dirección musical: Nodoka Okisawa. Dirección de escena: Laurent Pelly. Saito Kinen Orchestra y Coro Tokyo Opera Singers. Matsumoto Performing Arts Centre, 21 de agosto de 2022.

Matsumoto es una hermosa ciudad, a 240 km de Tokio, famosa por su castillo del siglo XVI, uno de los tesoros nacionales. El director Seiji Ozawa creó el festival de verano en Matsumoto en 1992 para la Saito Kinen Orchestra, una gran orquesta, fundada por él, que se reúne cada vez para la ocasión, compuesta por músicos pertenecientes a las orquestas profesionales japonesas y de otros lugares del mundo, de primerísimo nivel. Debido a la pandemia, el festival tuvo que cancelar todos los eventos en 2020 y solo realizó un concierto sin audiencia retransmitido en directo y dirigido por Charles Dutoit en la edición de 2021. Este año, por fin, el teatro estaba lleno en un ambiente de gran felicidad.

Este 2022 se ha presentado Le nozze di Figaro como única ópera entre los diversos conciertos. Se trata de una producción proveniente de la Ópera de Santa Fe del año pasado en la que Laurent Pelly se inspira en la película de Renoir La Règle du jeu (1939). En el escenario, hay una escenografía giratoria como símbolo de un reloj. Pelly quiso concentrarse en el mecanismo del deseo y lo logró con situaciones y movimientos eróticos explícitos, sacrificando un poco el otro mensaje de la obra, la revolución del rango ciudadano.

© Matsumoto Festival / Takeshi YAMADA

La Saito Kinen Orchestra dirigida por Nodoka Okisawa

Para esta propuesta de Le nozze di Figaro se contó con un excelentes elenco de jóvenes cantantes, empezando por el Conde de Almaviva del talentoso Samuel Dale Johnson con su brillante voz. Su Conde es encantador y muy cómico consiguiendo hacer reír y sonreír al público. La condesa de Ailyn Pérez, fue una Rosina muy latina –muy rossiniana– destacando por su rica voz. En cuanto a la soprano china Ying Fang, que ahora interpreta el papel de Susanna en los teatros más importantes del mundo, cabe destacar que posee una hermosa voz, homogénea, y una gran musicalidad. Philippe Sly es un Figaro serio con un tono de voz bruñido y Angela Brower ofreció un Cherubino de gran frescura vocal y una muy delicada expresividad. La veterana Susanne Mentzer fue todo un lujo como Marcellina, mientras que Patrick Carfizzi dibujó un Bartolo muy correcto, al igual que el resto del reparto a cargo de Martín Bakari (Basilio), Cheyanne Coss (Barbarina), Shuhei Itoga (Don Curzio) y Hidekazu Machi (Antonio).

Pero lo mejor de esta propuesta mozartiana fue la interpretación de la Orquesta Saito Kinen dirigida por Nodoka Okisawa. La joven directora japonesa, ganadora del concurso de Besançon en 2019, recién nombrada directora de la Orquesta Sinfónica de Kioto, ofreció una obertura muy acelerada (incluso la segunda parte del final del segundo acto fue como un torbellino), pero siempre respetando la estructura musical de la obra maestra de Mozart siendo el motor de toda la acción teatral. Por su parte, el Coro dirigido por Takuya Nemoto que tiene pocos momentos en esta obra, ha demostrado también su destreza. En el clavicémbalo se contó con Bryan Wagorn, un intérprete eficaz y de buen gusto. Al final del espectáculo, la audiencia –incluyendo al propio Seiji Ozawa también presente en la sala– aplaudió muy calurosamente a todo el elenco y especialmente a la orquesta y al director musical.  * Mika INOUCHI, corresponsal en Japón de ÓPERA ACTUAL