Una 'Pasión' que bien vale una beca

Barcelona

26 / 04 / 2022 - Antoni COLOMER - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Salvat Beca Bach/operaactual.com Final de la Pasión según San Juan en el Palau de la Música © Albert TORRENS

Palau de la Música Catalana

Bach: PASIÓN SEGÚN SAN JUAN

En colaboración con la Fundación Salvat

Matthew Thomson, Joan Francesc Folqué, Oriol Mallart, Elionor Martínez, Lara Morger. Orquestra Barroca Catalana. Cor de Cambra del Palau de la Música. Dirección: Xavier Puig. 24 de abril de 2022.

Desde 2014 la Fundación Salvat otorga las Salvat Beca Bach, una serie de premios que incluyen dotaciones económicas, bolsas de estudios y actividad concertística destinada a la profesionalización y proyección de los jóvenes cantantes galardonados. Uno de estos conciertos tuvo lugar durante la mañana del domingo 24 de abril en un Palau de la Música Catalana de Barcelona, con una notable asistencia de un público que pudo disfrutar de una de las grandes creaciones de Johan Sebastian Bach, la Pasión según San Juan. Para ello se contó con la participación de la Orquestra Barroca Catalana, el Cor de Cambra del Palau de la Música y diversos solistas, algunos de los cuales han sido distinguidos, en las recientes ediciones, con los premios y becas mencionados.

De la convocatoria Salvat Beca Bach 2022 destacó la presencia del tenor Matthew Thompson, mientras que, de las anteriores, la de la soprano Elionor Martínez, que está realizando sus estudios en la Hochschüle für Musik de Basilea, y la mezzo suiza Lara Morger. Junto a ellos, el tenor Joan Francesc Folqué, que ya está desarrollando una interesante carrera en España y el extranjero y el barítono Oriol Mallart, que combina su actividad como solista con la participación en algunas de las mejores formaciones corales del ámbito del Barroco a nivel internacional.

Todos ellos estuvieron liderados por Xavier Puig, un director que combina su actividad coral con la orquestal, característica ideal para llevar a buen puerto una obra de la magnitud de la Pasión según San Juan. A ello hay que añadir que Puig es un músico completo y todoterreno, como demostró dirigiendo, en el escaso margen de una semana, el Requiem de Verdi y esta Pasión, en ambos casos con resultados notables. El gesto es siempre claro y expresivo, su dominio de la arquitectura de la obra indiscutible y su control sobre las masas coral y orquestal remarcable; el director va ganando solidez, autoridad y personalidad paso a paso, concierto a concierto.

"Era éste el debut en el rol de Matthew Thompson y los resultados no podían ser mejores pues su voz se adapta a la perfección a las exigencias del mismo, tanto por color como por tesitura"

Prueba de ello fue una versión equilibrada, construida a base de sólidos cimientos a partir de los cuales logró momentos de gran expresividad, siempre alejada de cualquier tendencia al manierismo. Contó para ello con una Orquestra Barroca Catalana muy eficiente en todas las secciones, flexible en la articulación y con un sonido cálido perfectamente equilibrado, en cuanto a volumen, con la masa coral. La complicidad entre Puig y Juan de la Rubia, organista que lideró el bajo continuo de manera brillante, fue clave en la organicidad de la versión, a lo que hay que añadir la destacada presencia de Marc de la Linde a la viola da gamba.

Mención especial se merece el Cor de Cambra del Palau de la Música, impecable en cada una de las exigentes intervenciones en una obra de la que es indudable protagonista. Excelente la sección de sopranos, que supo desplegar una gran variedad de colores, bien apoyada por el resto de un conjunto bien empastado y sumamente involucrado y expresivo.

En el apartado solista la gran revelación fue el extraordinario Evangelista interpretado por el tenor Matthew Thompson, nacido en Melbourne pero afincado en Barcelona y miembro del Cor de Cambra. Era éste su debut en el rol y los resultados no podían ser mejores, pues su voz se adapta a la perfección a las exigencias del mismo, tanto por color como por tesitura. Su narración fue siempre vívida, encontrando en todo momento los acentos adecuados, la proyección de la voz notable y el dominio estilístico apabullante. No cabe duda de que, en este papel y en este repertorio, puede desarrollar una carrera importante.

Elionor Martínez lució un hermoso y penetrante timbre de lírico ligera en sus dos arias, así como un elegante fraseo. También elegantes y en estilo se mostraron la mezzo Lara Morger y el barítono Oriol Mallart, aunque la primera careció de presencia en el registro grave y el segundo pecó de escasa proyección pese a su aterciopelado timbre. Joan Francesc Folqué, en cambio, no posee un instrumento especialmente atractivo, pero lidió con las arias más exigentes y lo hizo de manera eficiente gracias a sus sólidos recursos técnicos. Finalmente hay que destacar la aportación de German de la Riva, miembro del Cor de Cambra, que exhibió una rotunda voz de bajo en sus intervenciones en el papel de Jesús. *  Antoni COLOMER, crítico de ÓPERA ACTUAL