Una 'Luisa Fernanda' que marca un cambio de tendencia

Las Palmas de Gran Canaria

18 / 10 / 2021 - Agustín AROCHA - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Berna Perles y José Julián Frontal © Temporada de Zarzuela de Canarias
Una escena de la producción de Antonio Torres © Temporada de Zarzuela de Canarias
Ruth Terán y Enrique Ferrer © Temporada de Zarzuela de Canarias

XXIX Temporada de Zarzuela de Canarias

Torroba: LUISA FERNANDAQ

Berna Perles, José Julián Frontal, Enrique Ferrer, Ruth Terán, Silvia Zorita, Mario Méndez, Borja Molina, Alicia Ramos, Gabriel Álvarez, José A. González, Mingo Ávila. Dirección musical: Rafael Sánchez Araña. Dirección de escena: Antonio Torres. Teatro Cuyás, 16 de octubre de 2021.

Buena elección la de Luisa Fernanda como plato fuerte de la XXIX Temporada de Zarzuela de Canarias. La intensidad de la obra del maestro Moreno Torroba, que no baja el tono en ningún momento gracias al complejo cuarteto amoroso que la sostiene, pero sobre todo al hilo argumental que lo enmarca –la Revolución de 1868, contra Isabel II y el inicio del Sexenio Democrático–, hacen de esta zarzuela una obra apetecible para cualquier intérprete. A pesar de ello se puede caer en lecturas fáciles y cargadas de tópicos costumbristas y obviar la visión más intensa y dramática. Sin embargo, Rafael Sánchez Araña supo extraer de la OFGC esa energía que, sin abruptos cambios, logró enlazar con los momentos más elegíacos de la partitura. Este buen hacer musical no tuvo reflejo en la regia: el escenario estuvo pírrico en recursos y el movimiento escénico, aunque fue mejorando, comenzó de forma poco convincente con un intento de emula el populoso Madrid entorno la Plazuela de San Javier en el primer acto, que finalmente lució atropellado.

"El instrumento de Berna Perles posee un atractivo color y cuerpo, tiene un centro robusto, y emana seguridad en toda la tesitura aunque quizás algo menos en el agudo"

El elenco en general mantuvo un muy buen nivel. Circunstancia esta necesaria para una obra que se construye sobre una incesante sucesión romanzas, dúos y tercetos. Berna Perles mostró una Luisa Fernanda llena de sensibilidad interpretativa y vocal: su instrumento posee un atractivo color y cuerpo, tiene un centro robusto, y emana seguridad en toda la tesitura aunque quizás algo menos en el agudo. En cuanto al Javier Moreno de Enrique Ferrer, tuvo el nivel de gallardía que se le exige al personaje; convincente en lo actoral, fue de menos a más en lo vocal, presentando una capacidad y dominio en el registro agudo, en el que se luce con brillo y desenvoltura, cerrando con él de manera notable momentos cumbres de la obra. De Vidal Hernando se espera un hacendado extremeño adusto en un inicio, pero honesto y entregado hasta el apasionamiento final. En este sentido, José Julián Frontal lo hizo suyo, siendo quizás más discreto en lo vocal, supliendo algunas limitaciones con musicalidad y experiencia. Ruth Terán fue una altanera Duquesa Carolina a la que enriqueció con una voz ligera pero con una gran proyección y un timbre limpio y bien armado.

El resto de comprimarios estuvo a un buen nivel destacando la magnífica interpretación de Silvia Zorita como Mariana y de Borja Molina como Luis Nogales. El Coro de La Ópera de Las Palmas reforzó aún más la velada con su desenvoltura en los momentos masivos. En suma, una propuesta aplaudida y bien armada que se espera sea el inicio de un cambio de tendencia de una temporada que llevaba años en un tono más que gris.  * Agustín AROCHA, crítico en Las Palmas de Gran Canaria de ÓPERA ACTUAL