Un viaje de invierno ilustrado

Barcelona

26 / 02 / 2024 - Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
Liceu Winterreise Michael Volle © G.T.L. / David RUANO
Liceu Winterreise Michael Volle (Barítono) y Helmut Deutsch (piano) en 'Winterreise' © G.T.L. / David RUANO

Gran Teatre del Liceu

WINTERREISE de Schubert

Escenificado

Michael Volle, barítono, Helmut Deutsch, piano. Dirección de escena: Anna Ponces, sobre una propuesta artística de Joan Fontcuberta. 23 de febrero de 2024.

Escenificar un ciclo de canciones tan específico como el Winterreise (Viaje de invierno) de Schubert no parece una propuesta descabellada y así lo entendió un numeroso público ante este programa centrado en el ciclo de Lied, que disfrutó con entusiasmo en el Gran Teatre del Liceu de este espectáculo musical y escénico. Vaya por delante que el trabajo expresivo y canoro del barítono Michael Volle y musical por parte del gran Helmut Deutsch fueron la base del éxito del espectáculo, pero la idea de Anna Ponces de enmarcar los 24 Lieder del Viaje de invierno sobre poemas de Wilhelm Müller en el padecimiento de un paciente de alzheimer e ilustrarlo con fotografías seleccionadas por el artista Joan Fontcuberta se convirtió en un verdadero acierto.

Este Winterreise resultó perfectamente interpretado por Volle, con una perfecta interpretación de cada una de las canciones, desgranando cada palabra y frase con perfecta dicción, ofreciendo una multitud de matices interpretativos tanto a nivel físico y actoral como canoro. A pesar de unos agudos en ocasiones algo abiertos, pero con unos graves correctamente resueltos, lo más importante de la propuesta resultó ser cómo el artista supo llevar a los asistentes por cada uno de los recovecos y de la expresividad de esta gran obra romántica. Gran parte del mérito vino, no cabe duda, del magistral acompañamiento al piano de Deustch, que supo introducir como nadie el espíritu de cada Lied, sustentar con maestría la voz del barítono alemán y crear la atmósfera adecuada a cada relato y cada verso de Müller con una calidad y belleza realmente extraordinarios.

Liceu Winterreise Michael Volle (Barítono) y Helmut Deutsch (piano) en 'Winterreise' © G.T.L. / David RUANO
Liceu Winterreise Helmut Deutsch, Michael Volle y Joan Fontcuberta © G.T.L. / David RUANO

El viajero apareció en escena en silla de ruedas y con una manta, en lo que parecía una residencia medicalizada donde la esposa abandona a un  marido que ya no la reconoce debido a la enfermedad que padece el personaje. Ella vuelve con insistencia a visitarlo, trayéndole flores y preocupándose por su estado, pero el alzheimer no permite ningún tipo de interacción con su amado, que ya vive fuera del mundo. Cuando se queda solo, el viajero se levanta y canta su ciclo introspectivo, vital, pero nadie, ni la mujer ni la enfermera que le cuida, participa de su discurso; en ocasiones él las ve sin rostro, ya que no reconoce quiénes son y qué hacen allí.

Como trasfondo en el gran escenario del Liceu fueron apareciendo poéticas imágenes escogidas por Fontcuberta, la mayoría provenientes del archivo del príncipe Francesco Chigi Albani della Rovere (1881-1953), fotógrafo diletante enamorado de la naturaleza que a principios del siglo XX retrató majestuosos paisajes alpinos, pero con la particularidad de que sus imágenes estereoscópicas están dañadas por la mala conservación, con humedades y hongos que las conviertes en unas visiones enfermas y distorsionadas, como podrían ser las del personaje que encarna esta versión de la obra de Schubert. A ello se sumaron unos pocos y musicales versos en catalán de Susanna Rafart que se iban intercalando con una voz en off que, al fin y al cabo, no acabaron de aportar nada extraordinario a la obra, aunque sí sirvieron como pausa a los intérpretes y, claro está, también para alargar un tanto el espectáculo. * Fernando SANS RIVIÈRE, director de ÓPERA ACTUAL