Un tributo al maestro

Las Palmas de Gran Canaria

26 / 11 / 2020 - Cayetano SÁNCHEZ - Tiempo de lectura: 1 min

Print Friendly, PDF & Email
Ismael Jordi, acompañado por Rubén Fernández Aguirre, en su homenaje a Alfredo Kraus © Teatro Pérez Galdós

Teatro Pérez Galdós

Recital de ISMAEL JORDI

Homenaje a Alfredo Kraus

Obras de Tosti y López, Donizetti, von Flotow, Gounod, Massenet y Cilea, Barrera & Calleja, Vives y Soutullo & Vert. Rubén Fernández Aguirre, piano. 24 de noviembre de 2020.

Un año más, desde hace 18, la Fundación Auditorio y Teatro de Las Palmas de Gran Canaria organiza un concierto homenaje en su ciudad natal a Alfredo Kraus, el día de su nacimiento. 93 años habría cumplido el mítico tenor. Con un programa integrado por un repertorio habitual en su prolífica trayectoria, Ismael Jordi –quien fuera alumno de Kraus y Premio ÓPERA ACTUAL 2004– en compañía del pianista Rubén Fernández Aguirre –Premio ÓPERA ACTUAL 2010–, ofreció al reducido público asistente (por motivo de las medidas sanitarias ya sabidas) lo mejor de sus cualidades, entre las que destacan el buen gusto y su excelente expresividad.

"20 años acompañan ya la trayectoria del tenor jerezano que ha sabido mantener su carrera por su excelente timbre y fraseo, y por esa capacidad para sus magníficos agudos"

20 años acompañan ya la trayectoria del tenor jerezano, quien ha sabido mantener su carrera por su excelente técnica y expresividad, timbre y fraseo, y por esa capacidad para sus magníficos agudos. Todas estas cualidades quedaron reflejadas en esta velada cargada de emoción y recuerdos reflejadas en las famosas arias de Werther, Lucia di Lammemoor, FaustTampoco faltaron muestras del dominio de ambos intérpretes ante el repertorio lírico español, la canción italiana y la opereta. Con todos estos alicientes, y su simpatía personal, Ismael Jordi pronto se metió al público en el bolsillo consiguiendo, más que un frío recital al uso, que todo se convirtiera en una reunión entre amigos bien avenidos.

Responsable también de este cálido ambiente generado fue el papel del pianista acompañante, un Rubén Fernández Aguirre siempre atento y expresivo con el solista, e igualmente brillante en sus intervenciones en solitario.

Con largas ovaciones y sucesivos bises terminó este tributo a Alfredo Kraus, uno de los intérpretes grancanarios más importantes de la historia. Para rematar el delirio de los asistentes, Ismael Jordi, realizó una peculiar interpretación del pasodoble Islas Canarias, del maestro Tarridas.