Un 'Mitridate' de referencia

Valencia

03 / 12 / 2020 - César RUS - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Mitridate Michael Spyres, gran triunfador de la velada junto a Minkowski © Palau de Les Arts / Mikel PONCE
Mitridate Julie Fuchs, una gran Aspasia © Palau de Les Arts / Mikel PONCE
Mitridate Paul-Antoine Benos-Dijan como Farnace, al lado del director Mark Minkowksi © Palau de Les Arts / Mikel PONCE

Palau de Les Arts

Mozart: MITRIDATE

Versión de concierto

Michael Spyres, Julie Fuchs, Elsa Dreisig, Paul-Antoine Benos-Dijan, Sarah Aristidou, Cyrille Dubois, Adriana Bignagni Lescia. Les Musiciens du Louvre. Dirección: Mark Minkowski. 26 de noviembre de 2020.

No se puede pedir más a una batuta. Es más, en este caso, Mark Minkowski supera lo imaginable y parece llevar esta música más allá de lo habitual llenándola de todo tipo de detalles tímbricos en una interpretación flexible que no deja de lado la narración dramática, pese a tratarse de una versión de concierto. Y es que Minkowski es sencillamente uno de los mejores directores del repertorio del siglo XVIII. Además, su comunión con Les Musiciens du Louvre es absoluta y, al mínimo gesto del director, la orquesta respondía obediente y precisa. La versión fue casi integral en la parte musical (se eliminó un aria de Ismene), aunque sí se ejecutaron cortes en los recitativos.

"Michael Spyres en el papel protagonista impresiona gracias a un registro que ronda las tres octavas"

Pero un director no basta para una interpretación extraordinaria, ya que es necesario contar con un buen reparto y, en este caso, lo hubo. Triunfó especialmente Michael Spyres en el papel protagonista. El tenor americano tiene una peculiar vocalidad con un centro ancho y unos graves sólidos; pero lo que más llama la atención es la manera de afrontar los agudos, girando y cubriendo para afrontar el registro y, en ocasiones, recurriendo a la imposición de cabeza. Parece como si el tenor estudiase con precisión cómo dar cada nota según las circunstancias. Sea como fuere, impresiona gracias a un registro que ronda las tres octavas. Más ortodoxa en el canto, pero no menos brillante, se mostró Julie Fuchs como Aspasia con una coloratura relativamente fácil (aunque no del todo desahogada), un magnífico sentido del estilo y un centro de bellos colores que ella utiliza con fines expresivos; así pues, en su interpretación de la cavatina «Pallid’ombre» se alcanzó el momento más íntimo y emotivo de la velada, también debido a una orquesta en estado de gracia que supo entender el canto de la soprano.

Elsa Dreisig como Sifare demostró autoridad vocal con un instrumento de fácil emisión, solvente coloratura y timbre claro. Por su parte, el contratenor Paul-Antoine Benos-Dijan como Farnace sorprendió por la solidez de su voz en el registro central firmando una interpretación de gran autoridad vocal. Del resto del reparto destacó la Arbate de Adriana Bignagni Lesca con un instrumento de gran generosidad. Algo más modestas fueron las intervenciones de Cyrille Dubois como Marzio y Sarah Aristidou como Ismene.

Una pena el poco público que asistió a esta versión de referencia, una audiencia que rondaría un tercio del actual aforo limitado por la pandemia. Era jueves, en medio de una emergencia sanitaria y con lluvias que amenazaban la plácida noche valenciana.