Un 'Caballero de la Rosa' casi de ‘Oscar’

Ginebra

02 / 01 / 2024 - Albert GARRIGA - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
rosenkavalier ginebra La nueva producción de Chrstoph Waltz de 'Der Rosenkavalier' © Grand Théâtre de Genève / Magali DOUGADOS
rosenkavalier ginebra La nueva producción de Chrstoph Waltz de 'Der Rosenkavalier' © Grand Théâtre de Genève / Magali DOUGADOS
rosenkavalier ginebra Maria Bengtsson como Mariscala en 'Der Rosenkavalier' © Grand Théâtre de Genève / Magali DOUGADOS

Grand Théâtre de Genève

Strauss: DER ROSENKAVALIER

Nueva producción

Maria Bengtsson, Michèle Losier, Wilgelm Schwinghammer, Bo Skovhus, Mélissa Petit, Giulia Bolcato, Thomas Blondelle, Ezgi Kutlu, Omar Mancini, Stanislas Vorobyov, William Meinnert, Denzil Delaere, Marin Yonchev, Rémi Garin, Iulia Elena Surdu. Dirección musical: Jonathan Nott. Dirección de escena: Christoph Waltz. Ginebra, 26 de diciembre de 2023.

El Grand Théâtre de Genève despidió 2023 con la readaptación —descrita como nueva por el teatro— de una producción de Der Rosenkavalier firmada por el oscarizado actor y director austríaco Christoph Waltz para la Ópera de Flandes. Proyecto exitoso en su momento que quiso importar Aviel Cahn para Ginebra, como otros de su anterior teatro, que no ha despertado el entusiasmo en Suiza que hizo en su estreno flamenco. Y la verdad es que Waltz se sirvió de una puesta en escena elegante y efectiva, con un punto casi hollywoodiense, para mostrar una lectura eficaz, teatral y al servicio del texto y de la música. Quizá hoy ya se esperan puestas en escena que hagan devanarse los sesos al público, pero lo cierto es que la lectura del director vienés hace brillar la obra, mostrando su doble vis cómico-melancólica, con brillantez y sobriedad –un único espacio escénico firmado por Annette Murschetz con distintos niveles de profundidad—, y recayendo también el peso en los intérpretes y en la música, que es de lo que se trata. Magníficos también el vestuario de Carla Teti y la iluminación de Frank Evin.

El director titular de la Orchestre de la Suisse Romande, Jonathan Nott, puso el énfasis en conseguir que la orquesta fuera la protagonista de este Rosenkavalier. Y si su lectura fue brillante en cuanto a calidad de sonido, fraseo y musicalidad, pero pecó en general de decibelios, sin ponerle las cosas fáciles al sólido reparto. A pesar de ello, Nott consiguió momentos de gran espectacularidad sonora, nada comedido y buscando en el relato musical la emoción.

"La Sophie de Mélissa Petit, fue muy delicada, musical, con una excelente proyección que conseguía sobresalir la intensidad orquestal incluso en los pianísimos del registro agudo"

Vocalmente, fue un Caballero de la Rosa sólido, aunque no memorable. Sobresalieron especialmente Michèle Losier (Octavian) y la Sophie de Mélissa Petit, muy delicada, musical, con una excelente proyección que conseguía sobrepasar la intensidad orquestal incluso en los pianísimos del registro agudo. Pura dulzura. Losier, quizá no al mismo nivel que Petit, derrochó medios y demostró sus grandes dotes musicales, quizá no tan elegantes como la primera y sensiblemente forzada, preocupada por traspasar el muro sonoro. Maria Bengtsson (Mariscala) es una excelente soprano, muy atenta a los detalles y elegante, y de preciosismo musical, pero no tiene la voz para este rol: le faltó el peso vocal y dramático de otras intérpretes y le pasó factura la lectura de Nott, siendo en muchas ocasiones casi inaudible. Ello no restó brillantez al trío final, donde las tres intérpretes emocionaron especialmente. El bajo-barítono alemán Wilhelm Schwinghammer cumplió con nota como Ochs, sobre todo en el aspecto teatral. Muy solventes estuvieron el dúo de italianos intrigantes Thomas Blondelle (Valzacchi) y Ezgi Kutlu (Annina) y el veterano –aunque en muy buen estado vocal– Bo Skovhus como Faninal. El punto gris lo marcaría el joven tenor italiano de Omar Mancini, con una “Di rigori armato” olvidable.  * Albert GARRIGA, crítico de ÓPERA ACTUAL