Tú matas con el puñal, yo con la lengua

Santa Cruz de Tenerife

27 / 11 / 2019 - Estrella ORTEGA - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Rigoletto Leonor Bonilla y Luis Cansino interpretaron a un dúo maravilloso como Gilda y Rigoletto © Ópera de Tenerife
Rigoletto Una imagen del montaje dirigido por Mario Pontiggia © Ópera de Tenerife
Rigoletto En el centro, Yijie Shi como el duque de Mantua © Ópera de Tenerife

Ópera de Tenerife

Verdi: RIGOLETTO

Yijie Shi, Luis Cansino, Leonor Bonilla, Simón Orfila, Guadalupe Barrientos, Sophie Burns, Matteo Mollica, Gianni Giuga, Jorge Franco, Aleksandr Utkin, Silvia Zorita. Dirección: Giuseppe Finzi. Dirección de escena: Mario Pontiggia. Auditorio de Tenerife Adán Martín, 21 de noviembre de 2019.

Este segundo título de la presente temporada de Ópera de Tenerife conmemora el vigésimo aniversario del fallecimiento del tenor Alfredo Kraus, que precisamente debutó profesionalmente con el rol de Il Duca di Mantova de Rigoletto en El Cairo (1956).

Rigoletto es una ópera en tres actos con música de Giuseppe Verdi y libreto de Francesco María Piave, basado en la obra teatral de Victor Hugo Le roi s’amuse, con una clara crítica al poder y a su corte. Es verdad que la trama muestra un conflicto en un ambiente renacentista, pero lo que narra sigue siendo tan real entonces como en la época actual. Es natural que la ópera fuera un escándalo en su época de estreno.

 La producción que programó Ópera de Tenerife llegó de la mano del director de escena y escenógrafo Mario Pontiggia, quien sitúa a los espectadores en la corte de Mantua, con frescos de sabor renacentista, simples arquitecturas e imágenes simbólicas como el gran caballo que preside el salón; todo ello alude al poder, la fuerza y la vitalidad, subrayado por una iluminación pertinente de Tinguaro Vega y el diseño de vestuario de Claudio Martín.

"En el rol de Gilda la soprano Leonor Bonilla, una abnegada hija que ama a su deforme padre, hasta que ella misma se enamora y es capaz de entregar su propia vida por su amor. Fantástica y controlada voz, además de una excelente interpretación"

El papel de Rigoletto fue recreado por el barítono Luis Cansino en sustitución del previamente anunciado Leo Nucci, y lo hizo encarnando a un bufón deforme, cruel, abyecto, que incita al vicio a su señor sin el menor escrúpulo en su faceta cara al exterior, pero en el interior, como padre, esconde una exagerada protección hacia su hija, a quien confina en un enfermizo aislamiento para protegerla del vicio que él mismo empuja. La interpretación de Cansino fue difícilmente mejorable tanto en su capacidad de canto como en el desarrollo del complejo personaje, mostrando su doble personalidad tanto física como psíquica. El temor a la maldición implica su mala conciencia; de hecho, hay un momento en el segundo acto que dice a Sparafucile, “tu matas con el puñal, yo con la lengua”, frase muy bien marcada por el barítono.

En el rol de Gilda la soprano Leonor Bonilla, una abnegada hija que ama a su deforme padre hasta que se enamora siendo capaz de entregar su propia vida por su amor, realizó una entrega fantástica, de voz completamente controlada, a lo que unió de una excelente actuación escénica. El duque de Mantua lo defendió Yijie Shi, joven tenor de amplio registro y destacada presencia escénica. Simón Orfila en su cuerda de bajo fue un Sparafucile perfecto en la caracterización del sicario que perpetúa el plan siniestro junto a su hermana, la contralto Guadalupe Barrientos como Maddalena, también de estupenda caracterización.

El barítono Matteo Mollica (Monterone), al igual que los otros comprimarios, estuvieron perfectos en sus papeles. El Coro de Ópera de Tenerife bajo la dirección de Carmen Cruz, y la Orquesta Sinfónica de Tenerife bajo la batuta de Giuseppe Finzi, acabaron de completar eficazmente una velada de gran interés.