Triunfo absoluto de la 'Carmen' navarra de Ketevan Kemoklidze

Pamplona

05 / 02 / 2024 - Alberto OSÁCAR - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
carmen pamplona Simón Orfila como Escamillo en 'Carmen' © Fundación Baluarte / Iñaki ZALDÚA
carmen pamplona Ketevan Kemoklidze, protagonista de la 'Carmen' de la Fundación Baluarte © Fundación Baluarte / Iñaki ZALDÚA
carmen pamplona Alejandro Roy como Don José y Ketevan Kemoklidze como Carmen en Pamplona © Fundación Baluarte / Iñaki ZALDÚA

Fundacón Baluarte

Bizet: CARMEN

Ketevan Kemoklidze, Alejandro Roy, Simón Orfila, Berna Perles, Nerea Berraondo, Andrea Jimenez, David Lagares, Andoni Sarobe, César San Martín, Igor Peral, Xabier Olza, Irene Olvera. Dirección musical: Audrey Saint-Gil. Dirección de escena: Jean-Louis Grinda. 2 de febrero de 2024.

Aunque Carmen (ver previa en este enlace) sea uno de los títulos más populares del género operístico, no implica que su puesta en escena resulte fácil. El resultado obtenido por la Fundación Baluarte en colaboración con la Asociación Gayarre de Amigos de la Ópera (AGAO) puede calificarse de éxito absoluto y no solo por haber abarrotado las dos funciones programadas, sino porque artísticamente ha rallado a gran altura. Una lástima que sea el único título representado que puede disfrutar la afición navarra.

Para la ocasión se ha contado con una producción de la Opéra de Monte-Carlo en coproducción con el Teatro Capitole de Toulouse y la Ópera de Marsella que funciona sobre la base de un escenario fijo y dos elementos semicirculares que se van moviendo en función de la escena que corresponda y alguna proyección al comienzo del último acto. Aunque funciona en líneas generales, el tercer acto es el de más difícil encaje siendo difícil situar, por ejemplo, el paisaje de montaña. La dirección de escena corrió a cargo de Jean-Louis Grinda, que realizó un correcto movimiento de los protagonistas y figurantes, mientras que el coro resultó demasiado estático en algunos momentos.

Sin lugar a dudas, una de las artífices del éxito de la representación fue la directora francesa Audrey Saint-Gil (ver entrevista en este enlace), cuya enérgica batuta obtuvo un rendimiento extraordinario de una Orquesta Sinfónica de Navarra, que tuvo una gran noche. La directora controló en todo momento el foso con energía y ritmo, con sonidos envolventes, pero también matizados en las partes que la partitura lo demanda, principalmente en el primero de los intermedios.

"Ketevan Kemoklidze fue la gran triunfadora, ya que domina el papel por completo con un registro de gran belleza en la parte central, unos graves consistentes y sin problemas para ascender al agudo"

En cuanto al extenso reparto que esta ópera requiere, obviamente la protagonista Ketevan Kemoklidze fue la gran triunfadora: la mezzosoprano georgiana afincada en España se ha convertido en un referente en este papel que ha interpretado en numerosas ocasiones y que domina por completo con un registro de gran belleza en la parte central, unos graves consistentes y sin problemas para ascender al agudo. Algún sonido nasal en algún momento no enturbia una gran actuación. A su lado, el Don José de Alejandro Roy es todo un torrente de fuerza, con un volumen impresionante y que en ningún momento da atisbos de cansancio; es poseedor de un instrumento spinto muy importante que maneja a la perfección. La indefinición vocal entre un bajo y un barítono que el personaje de Escamillo requiere estuvo a cargo de Simón Orfila, toda una garantía de éxito asegurado: el cantante menorquín domina el papel y lo demuestra con creces tanto vocal como actoralmente.

Berna Perles puede que no sea la intérprete ideal para el personaje de Micaela, más asociado a voces líricas puras que representen la candidez e inocencia del personaje, aunque no quiere esto decir que la soprano malagueña no hiciera una gran versión con una voz sobrada de facultades y con mayor peso dramático y que fue justamente recompensada con los aplausos del público. Del resto de personajes, cabe destacar el cuarteto conformado por Nerea Berraondo como Mercedes, Andrea Jiménez como Frasquita, César San Martín como Dancairo e Igor Peral como Remendado, todo un lujo. El resto cumplió su cometido.

Especial mención merece la sólida intervención del nutrido coro de AGAO, al igual que la Escolanía de Orfeón Pamplonés, ambos demostraron plena profesionalidad y total entrega.  * Alberto OSÁCAR, corresponsal en Pamplona de ÓPERA ACTUAL