Triunfal adaptación de Parra y Bieito de la 'Orgía' de Pasolini

Bilbao

23 / 06 / 2023 - Nora FRANCO MADARIAGA - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Orgia Bieito Una escena del estreno absoluto de 'Orgia' en Bilbao © Teatro Arriaga / Enrique Moreno ESQUIBEL
Orgia Bieito Una escena del estreno absoluto de 'Orgia' en Bilbao © Teatro Arriaga / Enrique Moreno ESQUIBEL
Orgia Bieito Una escena del estreno absoluto de 'Orgia' en Bilbao © Teatro Arriaga / Enrique Moreno ESQUIBEL

Teatro Arriaga

Hèctor Parra: ORGIA

Estreno absoluto

Ausrine Stundyte, Leigh Melrose, Jone Martínez. Dirección musical: Pierre Bleuse. Dirección de escena: Calixto Bieito. Teatro Arriaga, 22 de junio de 2023.

Adentrarse en el profundo universo de Pier Paolo Pasolini es dejar que su mirada acerada penetre en el interior de cada uno con la misma destreza y puntería que la punta de la lengua explora una muela cariada. Con un lenguaje poético y un acercamiento cercano a la filosofía, pero perturbadoramente certero y clarividente, el cineasta y escritor italiano plasmó en su obra teatral en verso Orgia, estrenada en 1968 en el Teatro Stabile de Turín, un retrato muy crudo y áspero de las clases aburguesadas, deshumanizadas y ahogadas en su propia miseria, hastío y búsqueda de poder, al tiempo que, en una dura crítica moral, denuncia una sociedad intolerante y discriminatoria con quienes se salen de las normas establecidas.

Con el sexo como excusa, Orgia recoge su acepción ritual y se presenta como un espacio de tiempo en el cual todas las normas que regulan la encorsetada e hipócrita vida cotidiana quedan abolidas y el ser humano puede dar libertad a sus instintos, aunque estos le lleven a episodios del más cruel, salvaje y perverso desenfreno. Este polémico e incómodo texto teatral ha inspirado una ópera de nueva factura, compuesta por Hèctor Parra –previo encargo del Teatro Arriaga, del Gran Teatre del Liceu y del Festival Perelada– con el libreto adaptado por Calixto Bieito, que vio la luz anoche en el coliseo bilbaíno.

"Stundyte se mostró cómoda, con un amplio registro al que no le faltaron ni graves bien asentados ni fluidos agudos, así como un amplio rango dinámico que reforzó la intención dramática del canto"

La música, de un lenguaje intenso, anguloso y casi violento, que esconde entre sus densas texturas una gran fragilidad y pasajes de tierno lirismo, fue magníficamente interpretada por el Ensemble Intercontemporain de París, un conjunto de primer nivel que dejó patente el buen entendimiento que mantiene con el compositor barcelonés. Para las voces, Parra mantuvo el mismo tipo de lenguaje, pero con menos aristas y mayor línea expresiva, proporcionando a los textos un excelente vehículo, lleno de matices e intenciones. El director musical Pierre Bleuse condujo el conjunto con rigor, precisión y atención al detalle, manteniendo un fabuloso equilibrio en todo momento sin perder ni un ápice de la riqueza tímbrica del conjunto.

El barítono inglés Leigh Melrose y la soprano lituana Ausrine Stundyte, cargaron con el peso vocal e interpretativo de la obra con gran profesionalidad, pese a las numerosas dificultades tanto líricas como actorales que les deparaban sus personajes. Melrose se enfrentó a su papel con un canto honesto, redondo, homogéneo y de vehemente credibilidad, y Stundyte se mostró cómoda, con un amplio registro al que no le faltaron ni graves bien asentados ni fluidos agudos, así como un amplio rango dinámico que reforzó la intención dramática del canto. La soprano local Jone Martínez, muy alejada de su angelical zona de confort, cantó con una voz más carnosa que de costumbre consiguiendo un grato resultado que acompañó con soltura escénica.

La dirección teatral reflejó el inconfundible sello de Calixto Bieito, en el que destacó una escenografía tan mundanamente cotidiana que acentuó el crudo realismo y la embarazosa autenticidad de los magníficos textos de Pasolini en su –necesario– alegato por la diversidad.  * Nora FRANCO MADARIAGA, corresponsal en Bilbao de ÓPERA ACTUAL