'Tannhäuser' sale del armario

Frankfurt

27 / 05 / 2024 - Klaus BILLAND - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
wagner frankfurt La nueva producción de 'Trannhäuser' de Matthew Wild © Oper Frankfurt
frankfurt wagner La nueva producción de 'Trannhäuser' de Matthew Wild © Oper Frankfurt

Oper Frankfurt

Wagner: TANNHÄUSER

Nueva producción

Corby Welch, Christina Nilsson, Dshamilja Kaiser, Domen Krizaj, Andreas Bauer Kanabas, Magnus Dietrich, Erik von Heyningen, Michael Porter, Magnús Baldvinsson, Karolina Bengtsson. Orquesta de la Ópera y Museo de Frankfurt, Coro y Coro extra de la Ópera de Frankfurt. Director musical: Thomas Guggeis. Director de escena: Matthew Wild. 20 de mayo de 2024.

La Ópera de Frankfurt ha encontrado en el alumno de Daniel Barenboim, Thomas Guggeis, un talento muy grande y todavía joven para ser director musical general, pero lo que Guggeis consiguió con Tannhäuser fue una interpretación de primera clase de la problemática obra del compositor alemán. Hubo magníficas líneas y progresiones transparentes y momentos sublimes que caracterizaron una dirección que recibió los mayores aplausos. Otro pilar musical clave fue el Coro de la Ópera de Frankfurt.

Pero la puesta en escena no tuvo desperdicio. En su lectura, el director sudafricano Matthew Wild imagina a Tannhäuser como homosexual y, por tanto, excluido del mundo conservador de Wartburg. Una vez más, una dura producción de Regietheater, como suele ser habitual en Frankfurt. Según Wild, Tannhäuser, alias Heinrich von Ofterdingen, no es un cantante sino un escritor que tuvo que huir de los nazis y, como muchos otros intelectuales, se volvió académicamente activo en California. En la Universidad Católica Maris Stellar ganó el Premio Pulitzer en 1956 con su libro Monsalvat, pero de repente desaparece sin que nadie sepa dónde está. En el segundo acto, en 1961, regresa a la sala de conferencias de la universidad como un admirado ganador del Pulitzer, hasta que en una disputa entre los cantantes se descubre que se hospeda temporalmente en Venusberg.

"El director postula que el poder seductor de la música de Wagner debe situarse en relación con su biografía, pero Wagner era todo menos homosexual"

Eso no es más que una especie de motel con tres habitaciones en el que Tannhäuser escribe nerviosamente un nuevo libro con la obertura de la versión revisada de París de 1875, pero que Venus le proporciona compañeros, algunos de los cuales son mitológicos, lo que demuestra su cercanía homoerótica con el famoso chico de la película de Visconti Muerte en Venecia. El director postula que el poder seductor de la música de Wagner debe situarse en relación con su biografía, pero Wagner era todo menos homosexual. Wild se basa entonces en la homosexualidad de los admiradores de Wagner, como el rey Luis II, Oscar Wilde, el hijo de Wagner, Siegfried, Thomas y Klaus Mann y Christopher Isherwood, pero esto no justifica la caracterización de Tannhäuser. Sin embargo, el concepto se lleva hasta el final, cuando el protagonista se derrumba a causa de su condición por lo que Elisabeth, a pesar de su empatía y compromiso, tiene que darle la espalda con gran pesar. Pero ella sobrevive y escribe un libro sobre la vida del escritor Heinrich von Ofterdingen…

El suplente Corby Welch encarnó este inusual perfil de rol con intensidad actoral y una voz poderosa. Christina Nilsson fue una Elisabeth vocalmente radiante y un refugio de humanidad. Dshamilja Kaiser interpretó a una Venus aterradora y mortal con una poderosa voz de mezzo. Y, entre los cantantes restantes, destacaron Domen Krizaj como Wolfram y Andreas Bauer Kanabas como Hermann. * Klaus BILLAND, colaborador de ÓPERA ACTUAL