Subyugante viaje a través del desamor

Bilbao

17 / 02 / 2023 - Nora FRANCO MADARIAGA - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
winterreise-sabata-arriaga Xavier Sabata y Francisco Poyato en Bilbao © Teatro Arriaga

Teatro Arriaga

Schubert: WINTERREISE

Xavier Sabata, contratenor. Francisco Poyato, piano. Teatro Arriaga, 14 de febrero de 2023.

En cualquier recorrido por el mundo sonoro del Lied debería haber una parada obligatoria en Winterreise (Viaje de invierno), un ciclo de 24 poemas de Wilhelm Müller musicalizados para voz y piano por Franz Schubert que, por la profundidad y refinada factura de los poemas y por la madurez y extraordinaria belleza de las composiciones, se ha convertido en uno de los máximos exponentes no solo de su género, sino de todo el Romanticismo. Y, fiel a su característico buen hacer, el Teatro Arriaga programó una interpretación muy particular de este ciclo para su segundo recital dedicado a los Lieder. Y es que Winterreise, compuesto originalmente para voz de tenor, ha sido transportado y adaptado para otros registros, habitualmente más graves –que parecen encajar mejor con el ambiente oscuro y dramático de la obra–, pero es muy inusual escucharlo en la voz de un contratenor, como sucedió en esta ocasión.

"Xavier Sabata, una vez salvada la inicial e inevitable sorpresa tímbrica, presentó una interpretación de la obra de gran coherencia dramática, lírica y expresiva"

Xavier Sabata, una vez salvada la inicial e inevitable sorpresa tímbrica, presentó una interpretación de la obra de gran coherencia dramática, lírica y expresiva. Con íntima e intensa carga emocional, desgranó los veinticuatro Lieder con primoroso detalle e integridad musical. Su canto, a pesar de no tener la rotundidad acostumbrada de los barítonos, mostró una amplia gama dinámica –dentro de la limitación de su rango–, desde la voz plena hasta el hilo de voz de los delicados filados. Se le escuchó cómodo en los agudos, sin recurrir al canto afalsetado, pero donde verdaderamente destacó fue en el registro más grave, emitido en voz natural, sin resentirse en ningún momento la transición homogénea entre un tipo y otro de canto. Con irreprochable dicción, fue de agradecer el exquisito mimo con el que el cantante catalán trató la prosodia de los textos, parte primordial de la obra, que, junto a un fraseo y un legato muy cuidados, contribuyeron a una ejecución de estudiada dramaturgia, honda emoción y poderosa expresividad.

Al piano, Francisco Poyato desarrolló la parte instrumental, que Schubert llevó mucho más lejos del mero acompañamiento, devanando el hilo conductor entre cada poema, cada Lied, a través de, a veces sutiles, a veces violentos, cambios de carácter. Junto a la ingrávida digitación de la mano derecha, hay que subrayar la liviandad del uso del pedal, especialmente en números de transparente acompañamiento como “Irrlicht” (Fuego fatuo), o en la luminosidad armónica de “Der stürmische Morgen” (La mañana tempestuosa).

Entre todos los poemas, sobresalieron “Erstarrung” (Congelación), por su agitado acompañamiento y doliente interpretación, “Rückblick” (Mirada atrás), por sus grandes contrastes e intensa expresividad y, sobre todo, “Der Wegweiser” (El poste indicador), por su frágil equilibrio, fuerza contenida y heladora emoción, que resume a la perfección un magnífico Winterreise a través del invierno, del frío, del alma solitaria y del amor no correspondido… Aunque el ciclo se interpretara en un bonancible día de los enamorados.  * Nora FRANCO MADARIAGA, corresponsal en Bilbao de ÓPERA ACTUAL