Stanislaw Moniuszko: HALKA

CD

02 / 12 / 2021 - Verónica MAYNÉS - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
halka cd-harmonia-operaactual

MONIUSZKO, Stanislaw (1819 – 1872)

Halka

Selección ÓPERA ACTUAL

Marek Opaska, Sebastian Szumski, Michalina Bienkiewicz, Przemyslaw Borys, Przemyslaw Jozef Balka, Natalia Rubis. Dirección: Jan Tomasz Adamus. Harmonia Mundi. 19439900642. 1 CD. 2021.

¿Por qué los coliseos líricos representan siempre más de lo mismo? Por criterios puramente económicos. Craso error, pues el público se merece también otro tipo de repertorio, igual de extraordinario y valioso musical e históricamente. Tal es el caso de Halka, una obra maestra muy querida en Polonia e injustamente ignorada más allá del país que la vio nacer. Aunque Stanislaw Moniuszko (Ubiel, 1819 – Varsovia, 1872) no fue el primer polaco en componer óperas –lo precedieron Maciej Kamienski y Józef Elsner, profesor de Chopin–, sí que fue pionero en incluir el alma polaca en sus pentagramas, cuando Polonia vivía bajo el yugo de los Romanov, autocracia que impidió los nacionalismos y cerró las puertas del país a toda influencia cultural peligrosa. Moniuszko fue el primer héroe musical de una tierra oprimida, autor de unas quince óperas y operetas, y de centenares de canciones.

"El coro y la orquesta de la Capella Cracoviensis, con instrumentos de época y bajo la batuta de Jan Tomasz Adamus, recorre los pentagramas con pasión y devoción"

Halka destaca por su impactante eficacia dramática, siendo magnífica la orquestación, el patetismo y lirismo de las arias, y la conmovedora participación del coro, además del uso de danzas y melodías polacas. A la belleza de la partitura se añade la convincente interpretación de los solistas, destacando las dotes teatrales del excelente barítono Sebastian Szumski –Janusz–, y la versatilidad de la soprano Natalia Rubis, cuya amplia paleta sonora reproduce los claroscuros dramáticos de Halka de forma conmovedora. El coro y la orquesta de la Capella Cracoviensis, con instrumentos de época y bajo la batuta de Jan Tomasz Adamus, recorre los pentagramas con pasión y devoción, sumando las virtudes necesarias para transmitir toda la belleza presente en los pentagramas, y aportando ese grado de fantasía necesario para acercarse a la historia de forma emocionante. Las intervenciones de los instrumentos solistas –como la del violonchelo–, rozan la belleza máxima. La sobrecogedora escena final de Halka, maravillosamente interpretada por Natalia Rubis, es suficiente para convencerse de la excelencia de la grabación. Háganse con este maravilloso registro, adórenlo tres veces al día y regálenlo a otros melómanos. Pónganle también una vela a Santa Cecilia para pedir que se dé el doble milagro: la la llegada de Halka a los coliseos españoles.  * Verónica MAYNÉS

Comprar: