Spontini: FERNAND CORTEZ

DVD

04 / 10 / 2020 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email

SPONTINI, Gaspare (1774 – 1851)

Fernand Cortez

Selección ÓPERA ACTUAL

Dario Schmunck, Alexia Voulgaridou, Luca Lombardo, Gianluca Margheri, André Courville, David Ferri Durà. Dir.: Jean-Luc Tingaud. Dir. esc.: Cecilia Ligorio. Dynamic. 37868. 2 DVD. 2020.

La apertura de la temporada de invierno del Maggio Musicale en su última edición tuvo la significación de un importante acto de cultura al suponer el estreno de la versión original de 1809 del Fernand Cortez  de Spontini, que en el siglo pasado solo había sido conocido en la versión posterior de 1817 y cantado en italiano (Crítica ÓA). Esta versión de Federico Agostinelli propiciada por la Fondazione Pergolesi-Spontini de Jesi, se atiene a la redacción original presentada en el Théâtre de l’Academie Imperiale de Paris el 28 de noviembre de 1809, probablemente en presencia del propio Emperador Napoleón Bonaparte que en buena medida había patrocinado la obra e inspirado la figura del principal protagonista de la misma.

"La dirección impecable de Jean-Luc Tingaud profundiza en la prosopopeya instrumental y en la elegancia agógica para dar el relieve debido a un caudal lírico más declamado que apoyado en la riqueza melódica y tanto coros como orquesta se muestran obedientes en todo a sus propuestas"

Los breves cortes en recitativos y bailes –muy presentes en esta edición– no menguan el acierto de la propuesta, que incluye mucha música que no pasaría a la versión definitiva. Los resultados artísticos de la operación son muy satisfactorios, aunque no se alcance la opulencia que este antecedente de la grand’opéra debió necesariamente experimentar con los medios puestos a su disposición con ocasión del estreno. La dirección impecable de Jean-Luc Tingaud profundiza en la prosopopeya instrumental y en la elegancia agógica para dar el relieve debido a un caudal lírico más declamado que apoyado en la riqueza melódica y tanto coros como orquesta se muestran obedientes en todo a sus propuestas.

Destacan en el reparto vocal Dario Schmunck –¿quién no recuerda su Fernando de Doña Francisquita de 2003 en el Teatro de la Zarzuela de Madrid?–, ahora más robusto y con mejor squillo pero con igual musicalidad, y Alexia Voulgaridou, que tampoco es ya la Micaëla del Palau de Les Arts de 2007 y que lucha con éxito con una tesitura exigente por su continua solicitación de la zona del passaggio, aunque su timbre no sea de los más agradecidos. No alcanza el mismo nivel Luca (ex Bernard) Lombardo en una Telasko cantado con convicción pero sin brillo, y no desentonan el Sumo Sacerdote de André Courville, el nítido Alvar de David Ferri Durà o el exultante Gianluca Margheri, bien como actor y como cantante en Moralez. La puesta en escena de Cecilia Ligorio es inteligente y consigue eso tan difícil que es hacer de necesidad virtud, aunque ese invento de un dubitativo historiador (el propio Moralez) que reflexiona al final sobre la utilidad de que todo aquello podrá resultar políticamente correcto, pero se opone frontalmente al exultante final y a la intención misma de la obra.

Comprar: