Yoncheva y su viaje al pasado con billete de vuelta

Barcelona

16 / 11 / 2021 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Sonya Yoncheva en un momento del recital © Palau de la Música Catalana / Antoni BOFILL

Palau de la Música Catalana

Recital de SONYA YONCHEVA

Debut en el Palau

Obras de Stradella, Cavalli, Monteverdi, Purcell, Marín, García Alarcón y otros. Cappella Mediterranea. Dirección: Leonardo García Alarcón. 15 de noviembre 2021.

La programación actual de recitales y conciertos viene registrando últimamente algunas peculiaridades dignas de mención. En este concierto de la soprano búlgara Sonya Yoncheva, que significaba su debut en el Palau dentro de su ciclo Grans Veus con la orquesta barroca Cappella Mediterranea, podían husmearse algunas de ellas, como la de aparejar la grabación de un disco (Rebirth, en este caso) con una gira de conciertos que lo fotocopien total o parcialmente, la ejecución de todo el material sin solución de continuidad o la tendencia a dejar de lado los ciclos habituales a favor de un contenido más heterogéneo con mezcla de géneros y estilos para universalizar la oferta.

"En todo el material a su cargo la soprano búlgara hizo alarde de un estilo impecable –la dicción hubiera podido ser más nítida, en todo caso– y de una riqueza vocal que no tuvo que recurrir al volumen para mostrar su presencia"

Alternando con pasajes meramente instrumentales, algunos de ellos hábilmente adaptados por el compositor y guitarrista argentino Quito Gato, Yoncheva alternaría las arias antiguas de Stradella y Cavalli con músicos del primer Barroco español como José Marín o el anónimo autor de la jácara No hay que decirle al primor, recreándose además con dos arias operísticas mucho más divulgadas como “When I am laid in earth” de Dido and Aeneas y la “Oblivion soave” de Arnalta en L’incoronazione di Poppea. El billete de vuelta sería el fragmento operístico que firmaba el director y maestro al cembalo del concierto, Leonardo García Alarcón y el tema del grupo pop ABBA ofrecido como propina. En todo el material a su cargo la soprano búlgara hizo alarde de un estilo impecable –la dicción hubiera podido ser más nítida, en todo caso– y de una riqueza vocal que no tuvo que recurrir al volumen para mostrar su presencia.

El intimismo de todas sus intervenciones tuvo su máxima expresión en el recogimiento con que negoció la bella línea melódica y los melismas orientalizantes de la canción búlgara Zebleiano mi agunce, y su faceta más vibrante en la jácara ya mencionada, su interpretación más aclamada hasta el punto de obligar a la intérprete a incluirla en el breve capítulo de propinas. Impecable la actuación de la Cappella Mediterranea, luciéndose las dos violinistas solistas de la chacona de Caldara, y tan sucinta como elegante la dirección de Leonardo García Alarcón a lo largo de todo el concierto.  * Marcelo CERVELLÓ, corresponsal en Barcelona de ÓPERA ACTUAL