Sierra y Yende en el Real, el show de dos divas modernas

Madrid

29 / 04 / 2024 - José María MARCO - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
yende sierra madrid Pretty Yende y Nadine Sierra en el Teatro Real © Teatro Real / Javier DEL REAL

Teatro Real

Concierto PRETTY YENDE y NADINE SIERRA

Obras de Gioachino Rossini, Vincenzo Bellini, Giuseppe Verdi, Jacques Offenbach, Charles Gounod, Léo Delibes, Ruperto Chapí, Gerónimo Giménez, Consuelo Vázquez, Leonard Bernstein, Victor Herbert. Orquesta Titular del Teatro Real. Dirección: Pablo Mielgo. 25 de abril de 2024.

Con Nadine Sierra y Pretty Yende llegó al escenario del Teatro Real el gusto por el espectáculo, la diversión y el despliegue de medios… Sobrados, en los dos casos. Una primera parte operística, con piezas bien conocidas del repertorio, dejó paso a una segunda en la que la zarzuela alternó con la música popular norteamericana. Un recital muy variado, hecho para gustar y para pasarlo bien.

De la primera parte destacó una versión extraordinaria del “É strano… Sempre ibera” de La traviata, página querida por el público, a cargo de la soprano norteamericana; Sierra no se dejó nada en el tintero y sacó a relucir, concentrándolos, todos los matices emocionales de un personaje que se ha convertido en su carta de presentación y que interpretará la temporada que viene en este mismo escenario: doliente, exultante, hedonista hasta el borde de lo suicida… La riqueza expresiva fue acompañada de un fabuloso despliegue técnico apoyado en una voz rica, un fraseo excepcional y un legato infalible: trinos, escalas, messa di voce… Una exhibición deslumbrante, que ya había aparecido antes en su interpretación, como Norma, de “Mira, O Norma…” —seguida de la cabaletta— y reapareció luego con “Ah! Je veux vivre”, de Roméo et Juliette de Gounod, que, sin renunciar a la expresividad, desplegó un auténtico fuego de artificio.

"Sierra no se dejó nada en el tintero y sacó a relucir, concentrándolos, todos los matices emocionales de un personaje que se ha convertido en su carta de presentación"

La soprano Pretty Yende debutaba en el Real y con una voz más densa y más rica en colores, resultó la réplica perfecta en el dúo de Norma ya mencionado y en el exquisito y famoso de Lakmé. La cantante sudafricana realizó una gran interpretación, muy divertida y virtuosística, de “Les oiseaux dans la charmille” de Les contes d’Hoffmann: otra página para pasarlo bien sin preocupaciones, resuelta con una naturalidad aplastante. En la segunda parte, cambiaron las tornas. Es cierto que Sierra exhibió una técnica y unas facultades vocales apabullantes en “Me llaman la primorosa”, de El barbero de Sevilla de Giménez. Pero también quedó claro que no sabe lo que es la zarzuela y, más aún, que confunde lo popular con lo vulgar. Yende, en cambio, desgranó una preciosa y sentida “Sierras de Granada” de La tempranica, sin gestos ni recursos populistas, yendo directa a la raíz de la emoción. Algo muy difícil de hacer. Otro tanto, aunque en plan cómico, ocurrió con su versión de “La tarántula é un bicho mu malo”, una página en la que las cantantes corren todos los riesgos. Cantó luego la mejor versión imaginable de la muy divertida “Art Is Calling for Me”, de Victor Herbert.

Las dos volvieron a cantar juntas en el “I Feel Pretty” de West Side Story y luego en un medley de cine y musicales, un guiso confuso y algo indigesto (con amplificación de las voces) que el público, que venía dispuesto a pasárselo bien, acogió con grandes aplausos. Bien la Orquesta Titular, dirigida con solvencia, y respeto para las cantantes, por un excelente Pablo Mielgo* José María MARCO, corresponsal en Madrid de ÓPERA ACTUAL