Rossini enamora la ciudad

Barcelona

11 / 06 / 2021 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
occasione fa il ladro / operaactual.com Una escena de la ópera 'burletta' de Rossini en el Romea © Barcelona Rossini Festival / Antoni BOFILL
occasione fa il ladro / operaactual.com Una escena de la ópera 'burletta' de Rossini en el Romea © Teatre de Sarrià / Antoni BOFILL
occasione fa il ladro / operaactual.com Una escena de la ópera 'burletta' de Rossini en el Romea © Barcelona Rossini Festival / Antoni BOFILL

Barcelona Rossini Opera Festival

Rossini: L'OCCASIONE FA IL LADRO

Natalia Pérez, Jan Antem, Alberto Ballesta, Lucía Iglesias, Alejandro Baliñas, Elías Ongay. Dirección musical: Assunto Nese. Dirección de escena: Anna Ponces. Teatre Romea, 10 de junio de 2021.

Un Festival Rossini en Barcelona es un evento raro, y por ello ha de ser jubilosamente atendido este homenaje a la genial personalidad de un compositor menos presente de lo que debiera en el actual planteamiento de las temporadas liceístas pero muy bien representado en el Teatre de Sarrià, sede la Òpera de Cambra de Barcelona y de los Amics de l’Òpera de Sarrià (de donde procede esta producción) que ahora organizan, en el Teatre Romea, esta convocatoria rossiniana en el corazón de la ciudad avalado por la autoridad de todo un especialista como Raúl Giménez en las funciones de maestro de canto y director general del empeño.

No parece añadir gran cosa a la estructura general de esta burletta in musica la traslación a un lugar y a un tiempo distintos a los del libreto, que si puede favorecer el ritmo narrativo ideado por Anna Ponces desvirtúa en cierta manera la alternancia de situaciones jocosas y sentimentales que forman el núcleo del argumento. No basta con introducir pistolas, máquinas de escribir portátiles, teléfonos o piscinas hinchables para subrayar unos efectos cómicos, que en cualquier caso el trabajo de la regia ya hará evidentes y ni siquiera esas proyecciones en vídeo que distraen tanto como suelen estarán en condiciones de mejorar una ilación argumental que por lo demás ha sido aquí más que aceptable.

"La velada, con todo, pertenece a Rossini, que siempre saca el último. Assunto Nese, con una concertación admirable al frente de la Orquesta Barcelona Concertante y con la valiosa ayuda de Viviana Salisi al clave"

La velada, con todo, pertenecía a Rossini, que siempre saca el último. Assunto Nese, con una concertación admirable al frente de la Orquesta Barcelona Concertante y con la valiosa ayuda de Viviana Salisi al clave, inspira a todo el espectáculo el imprescindible esprit rossiniano.

Un reparto vocal joven y entusiasta vigoriza a toda la representación, con un muy destacado Jan Antem (Parmenione), brillante en la emisión y muy preciso en la dicción y una Natalia Pérez (Berenice) de voz muy timbrada y solo un punto apurada en la resolución de las strette. Alberto Ballesta es un Conte Alberto vigoroso al que solo se le puede exigir una mayor atención a la pureza del estilo, y Lucía Iglesias propone una Ernestina de óptimas características vocales, aunque tanto sus movimientos como lo excesivo del vestuario que se le asigna apuntan a un excesivo descoco. Alejandro Baliñas fue un sonoro Martino y Elías Ongay hizo lo que pudo con un desplazado Don Eusebio, nada creíble en este contexto como padrone di casa convertido en capo mafioso.

Todo un hito para la compañía Opera de Cambra de Barcelona y para el Teatre Romea en esta contribución a la causa de Rossini en Barcelona. Gracias a todos.  * Marcelo CERVELLÓ, corresponsal en Barcelona de ÓPERA ACTUAL