Magistral debut de Alejandro Roy

Nueva York

04 / 11 / 2019 - Eduardo BRANDENBURGER - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Turandot Eleonora Buratto fue una Liù excelente © The Metropolitan Opera / Marty SOHL
Turandot Una imagen de la legendaria producción de Zeffirelli, con Christine Goerke (Turandot) en el centro © The Metropolitan Opera / Marty SOHL
Turandot Buratto, junto a Yusif Eyvazov (Calaf) y a James Morris (Timur) © The Metropolitan Opera / Marty SOHL

The Metropolitan Opera

Puccini: TURANDOT

Christine Goerke,  Alejandro Roy, Eleanora Buratto, James Morris, Alexey Lavrov, Tony Stevenson, David Blalock, Ronald Naldi y otros. Dirección: Marco Armiliato. Dirección de escena: Franco Zeffirelli. 31 de octubre.  

La ya legendaria y eternamente popular producción de Franco Zeffirelli de Turandot que viene deslumbrando al público desde su première en 1987 regresó en esta reposición con un aire más brillante gracias a una bienvenida restauración haciendo que sus icónicos diseños se lucieran más que nunca, así como también se apreciaron en detalle los fabulosos vestuarios orientalistas de Anna Anni.  

"Extraordinaria la actuación del debutante Alejandro Roy como Calaf, con una genuina voz de tenor 'spinto' de heróico timbre baritonal y agudos estentóreos hizo recordar a las grandes voces de la época de oro"

De esta ronda de funciones que además fueron dedicadas a la memoria de Zeffirelli destacó la última gracias a la extraordinaria actuación del debutante Alejandro Roy como Calaf con una genuina voz de tenor spinto de heróico timbre baritonal y agudos estentóreos hizo recordar a las grandes voces de la época de oro. Vocalmente imponente resultó la Turandot de Christine Goerke; ambos solistas asumieron una dinámica energía escénica culminando el dúo final de la versión de Alfano con un abandono musical e histriónico magnífico, gracias también a la espléndidamente puciniana dirección musical de Marco Armiliato, quien impartió su acostumbrada lectura prolijamente estilizada sosteniendo las necesidades vocales del escenario en todo momento y con la grandiosa  orquesta y aumentado el coro en la sala con gigantescas olas de sonido.  

Las dos arias de Liù tuvieron también una de sus mejores interpretaciones de las últimas temporadas en una dramáticamente desconectada pero vocalmente exquisita Eleonora Buratto. Ping, Pang y Pong ofrecieron volumen y atractivo vocal en las ágiles caracterizaciones de Alexy Lavrov, Tony Stevenson y David Blalock respectivamente.

Otra leyenda, el bajo James Morris (lleva más de 1.100 funciones con la compañía) fue un Timur apropiadamente anciano mientras que Ronald Naldi, quien cuenta también con una edad igualmente respetable, asumió al Emperador Altoum con fragilidad pero con su reconocido timbre juvenil.

Tal vez lo más memorable de la función fue la espontánea ovación que cortó la música y la acción después de la magistral “Nessun Norma” del tenor español, aplausos que se repitieron en los saludos finales con un entusiasta público puesto en pie.