Nancy Fabiola Herrera, profeta en su tierra

Las Palmas de Gran Canaria

15 / 03 / 2021 - Cayetano SÁNCHEZ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Nancy Fabiola Herrera © Fernando VÁZQUEZ MORAGO

Temporada O. F. de Gran Canaria

Concierto NANCY FABIOLA HERRERA

Obras de Chaikovsky, Medins, Ravel, Saint-Saëns. Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Dirección: Karel Mark Chichon. Auditorio Alfredo Kraus. 12 de marzo de 2021.

Durante la primera década del pasado siglo un misterioso comerciante francés, Charles Sannois, fue un asiduo visitante de Gran Canaria. Poco tardó en conocerse a la persona que se escondía bajo ese seudónimo; el compositor francés Camile Saint- Saëns, en un vano intento por pasar desapercibido. Al poco tiempo se integra en la vida musical de la isla con actuaciones y composiciones: Valse Canariote y Campanas de Las Palmas, entre otras. La ciudad nunca ha olvidado su estancia con múltiples reconocimientos, tanto el ámbito musical como en espacios públicos.

 

"Las dulces y exóticas melodías de este sonoro cuaderno de viaje por Asía, en la voz de la mezzo, fueron pura ensoñación por la delicadeza de sus cadencias y sus ya innecesarias resaltables cualidades vocales e interpretativas"

Ahora, con motivo del centenario de su fallecimiento, la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria es quien sumó un homenaje más a su figura, con un programa ecléctico cuyo denominador común fue el orientalismo: Chaikovsky, con su poema sinfónico Romeo y Julieta, Aria de Janis Medins y Shéhérazade de Ravel. Este último poema fue interpretado por Nancy Fabiola Herrera, profeta en su tierra. Las dulces y exóticas melodías de este sonoro cuaderno de viaje por Asia, en la voz de la mezzo, fueron pura ensoñación por la delicadeza de sus cadencias y por las ya innecesarias resaltables cualidades vocales e interpretativas de la cantante española. En el repertorio meramente dedicado a Saint-Saëns no podía faltar «Mon coeur s’ouvre à ta voix» de Sansón y Dalila, un aria que Herrera ya ha hecho indispensable en su repertorio, y que domina con personalidad y maestría.

Una adaptación para orquesta del cuarteto Serenata en mi bemol mayor, Op. 15, y la siempre sensual Bacanal, de la misma ópera de temática bíblica culminaron la velada.

La Filarmónica de Gran Canaria suena cada vez mejor bajo la dirección de su titular, Karel Mark Chichon. El público lo sabe, por ello disfruta y jalea todas sus intervenciones. Nancy Fabiola Herrera compartió con el conjunto y el maestro las largas e intensas ovaciones de una noche para el recuerdo. El comerciante Camile Saint-Saëns también habría disfrutado.