Mozart: DIE ENTFÜHRUNG AUS DEM SERAIL

DVD

01 / 03 / 2020 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email

MOZART, W. A. (1761 – 1791)

Die Entführung aus dem Serail

Selección ÓPERA ACTUAL

Lenneke Ruiten, Sabine Devielhe, Mauro Peter, Maximilian Schmitt, Tobias Kehrer, Cornelius Obonya. Dirección: Zubin Mehta. Dirección de escena: Giorgio Strehler, repuesta por Mattia Testi. C-Major. 752008. 2 DVD. (2017) 2019.

Para conmemorar el 20º aniversario del fallecimiento de Giorgio Strehler y los 10 años transcurridos desde el de Luciano Damiani, autor de la escenografía y vestuario de esta paradigmática producción, nacida en el Festival de Salzburgo de 1965 y reproducida después en la Scala en varias ocasiones desde 1972, el teatro milanés propuso de nuevo en 2017 este maravilloso montaje, que ahora asoma al mercado videográfico de la mano de la berlinesa C-Major. Un espectáculo ya entrado en la historia, y más rozagante que nunca con las siluetas de los solistas cuando estos ocupan el primer plano en contraste con la bella luminosidad del foro, reivindica la capacidad creativa de una generación de registas que, siempre respetando el texto y la música, aportaron novedad y rasgos de ingenio a sus creaciones. Este Rapto puede ser distinto, pero sigue siendo un Singspiel y no una novela negra.

"La orquesta de la Scala toca de manera soberbia para un impecable Zubin Mehta y el coro hace lo que puede para evitar que se note que las intervenciones corales son lo menos divino de las óperas de Mozart"

La versión aquí recogida maneja un texto hablado recortado pero suficiente al que se han añadido un par de morcillas en italiano para Osmin, muy celebradas por el público por cierto, y prescinde del número 15 de la partitura (“Wenn der Freude Tränen fliessen”) ya sea en su lugar habitual en el segundo acto o en sustitución del “Ich baue ganz” del tercero, que sí se conserva. La orquesta de la Scala toca de manera soberbia para un impecable Zubin Mehta y el coro hace lo que puede para evitar que se note que las intervenciones corales son lo menos divino de las óperas de Mozart. El reparto escogido por la Scala no incluye a divos de postín, pero los en definitiva encargados de defender las bellezas de la partitura son correctos en el canto y estilistas sin mácula. Ruiten y Devielhe compensan con una articulación perfecta un timbre algo acidulado y los tenores Peter y Schmitt frasean con gusto, aunque el primero de ellos acusa una consistencia ocasionalmente blanquecina. Muy bien Tobias Kehrer como Osmin pese a un registro grave poco presente y un tanto sobreactuado el papel hablado de Selim a cargo de Cornelius Obonya. Por cierto: Cuando parecía que había desaparecido ya la perniciosa costumbre de los solistas de saludar a scena aperta aquí se demuestra que no es así.

Comprar: