Michele Pertusi, Don Pasquale de referencia en su debut tokiota

Tokio

08 / 02 / 2024 - Mika INOUCHI - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
pasquale tokio La producción de Stefano Vizioli de 'Don Pasquale' © NNTT / Masahiko TERASHI
pasquale tokio La producción de Stefano Vizioli de 'Don Pasquale' © NNTT / Masahiko TERASHI
pasquale tokio Michele Pertusi, protagonista de 'Don Pasquale' en Tokio © NNTT / Masahiko TERASHI

New National Theatre

Donizetti: DON PASQUALE

Michele Pertusi, Hayato Kamie, Juan Francisco Gatell, Lavinia Bini, Yuichi Chiba. Cor del New National Theatre. Tokyo Symphony Orchestra. Dirección musical: Renato Balsadonna. Dirección de escena: Stefano Vizioli. 4 de febrero 2024.

En febrero, el mes más frío de Tokio, se ha representado en el New National Theatre el Don Pasquale de Donizetti en una producción del regista Stefano Vizioli que ya se ha visto en numerosos teatros, especialmente italianos, desde su estreno en La Scala en 1994. El papel protagonista ha ido esta vez a cargo de Michele Pertusi, que había sido previsto para el Don Carlo de 2021, pero que a causa de la pandemia no pudo acudir a su cita tokiota, por lo que era esta su primera participación en el NNTT, aunque no en Japón. El bajo de Parma tuvo ocasión de mostrar sus sobradas condiciones vocales, alternando los efectos cómicos en el patetismo con la energía y la vitalidad escénica que le valieron la larga ovación del público al término del espectáculo.

"Hayato Kamie, el barítono japonés al que había sido encomendado el rol de Malatesta, que por primera vez interpretaba, demostró ser un gran especialista en el estilo donizettiano"

Hayato Kamie, el barítono japonés al que había sido encomendado el rol de Malatesta que interpretaba por primera vez, demostró ser un gran especialista en el estilo donizettiano: su dúo con Pertrusi en el tercer acto, cantado por ambos a una velocidad impresionante, resultó tan excitante que pareció que limaran astillas durante este fragmento. El tenor argentino Juan Francisco Gatell (Ernesto) es un conocido del público local por su Don Ottavio del Don Giovanni de 2019; su voz parece haberse robustecido y su canto spianato fue una auténtica delicia, fascinando también en su faceta de actor, mostrándose elegante desde su entrada en escena. Lavinia Bini se lució como actriz en el rol de Norina, exhibiendo una bella voz en el registro agudo, cantando con gran precisión musical y luciendo adecuadamente su traje de estilo Imperio. El notario, Yuichi Chiba resultó regocijante pero algo excesivo.

En cuanto al montaje de Susanna Rossi Jost, ambientado en el mundo burgués de la Roma de mitad del siglo XIX, mantuvo intacta toda su belleza; su único inconveniente radicó en unos cambios de escena excesivamente ruidosos. El vestuario de Roberta Guidi resultó fastuoso. Dirigía la orquesta el maestro Renato Balsadonna, un experto colaborador de Antonio Pappano que supo recrear la fascinación que despierta esta ópera, aun a pesar de algunos desfases al interior del conjunto instrumental. La estructura musical, sin embargo, fue excelentemente abordada y los tempi fueron siempre los correctos. En el “Che interminable andirivieni” del tercer acto el coro supo adoptar un papel preponderante, mostrándose habilísimo en el movimiento de los vendedores y en la escena de la cocina.

Al término de la primera representación todos los cantantes fueron ovacionados y Pertusi invitó al director del coro, Kyohei Tomihira a unirse a los mismos en un gesto tan natural como de agradecer.  * Mika INOUCHI, corresponsal en Japón de ÓPERA ACTUAL