Manon extraviada entre el musical y la opereta

Barcelona

21 / 04 / 2023 - Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 5 min

Print Friendly, PDF & Email
Manon Liceu Py 'Manon' de Massenet con dirección de escena de Olivier Py © Gran Teatre del Liceu / David RUANO
Manon Liceu Py © Gran Teatre del Liceu / David RUANO
Manon Liceu Py Nadine Sierra (Manon) y Michael Fabiano (Des Grieux) © Gran Teatre del Liceu / David RUANO

Gran Teatre del Liceu

Massenet MANON

Nadine Sierra / Amina Edris, Michael Fabiano / Pene Pati, Alexandre Duhamel / Jarrett Ott, Albert Casals, Laurent Naouri / Jean-Vincent Blot, Tomeu Bibiloni, Inés Ballesteros, Anna Tobella, Anaïs Masllorens, Pau Armengol. Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu. Coro del Liceu. Dirección musical: Marc Minkowski. Dirección de escena: Olivier Py.    20 y 21 de abril de 2023.

Algo más de tres lustros después de su última representación, Manon de Massenet regresó al Gran Teatre del Liceu en el montaje firmado por el regista francés Olivier Py para la ópera de Ginebra y la Opéra-Comique de París, una producción modernizada en la que el director de escena traslada la trama a unos prostíbulos de mala muerte en los que sorprende una joven Manon, nada inocente, que aprovecha los bajos fondos en los que se mueve su primo Lescaut para reconvertirse en una mujer liberada y en busca del dinero fácil. Su encuentro con el joven caballero Des Grieux servirá para lanzarse al amor y a una nueva vida lejos de las ataduras familiares y del convento al que se dirigía.

La producción juega con un guiño al mundo del musical de Broadway y en particular a Cantando bajo la lluvia, con varias escenas con paraguas y lluvia en una escenografía que recrea una calle repleta de neones de locales de alterne, un efecto con el que el regista no acabó de convencer por su gusto facilón y también cercano a la opereta. La propuesta además articula innumerables gags y multitud de personajes en actitudes de un gusto discutible, machacando al público con profusión de figurantes y bailarines -muchos de ellos desnudos- quizás muy del gusto francés. La propuesta no deja de ser interesante, pero al interferir con mil tramas secundarias en los momentos de mayor belleza musical al final las escenas más logradas fueron las que mostraban el escenario desnudo o estrellado, con una mayor libertad expresiva de la pareja de enamorados.

Manon Liceu Py 'Manon' de Massenet con dirección de escena de Olivier Py © Gran Teatre del Liceu / David RUANO
Manon Liceu Py 'Manon' de Massenet con dirección de escena de Olivier Py © Gran Teatre del Liceu / David RUANO
Manon Liceu Py Nadine Sierra (Manon) y Michael Fabiano (Des Grieux) © Gran Teatre del Liceu / David RUANO
Manon Liceu Py Pene Pati (Des Grieux), Marc Minkowski y Amina Edris (Manon) © ÓA
Sorprendió la lectura de Marc Minkowski, un trabajo poco sutil y falto de la belleza y profundidad que requiere la partitura, más ruda que eficaz y expresiva, también para con los personajes principales

Esta lectura modernizada y con ánimo sórdido estuvo apoyada en un vestuario vulgar que en parte también se trasladó a la vertiente musical. Sorprendió la lectura de Marc Minkowski (ver web Liceu), con un trabajo poco sutil y falto de la belleza, profundidad y dramatismo que requiere esta maravilla de partitura, resultando una lectura más ruda que eficaz o expresiva para con los personajes principales. El tenor Michael Fabiano (ver entrevista en este enlace) fue un Des Grieux de voz temperamental y timbre un punto ácido, de canto expansivo, destacando en un trabajo actoral lleno de vitalidad y juventud. Su timbre no siempre acabó de conjuntar con la Manon de la soprano Nadine Sierra, de voz más ligera, capaz de asumir la partitura con gran eficacia en todo el registro, con momentos muy logrados a nivel personal y en los dúos, como en el acto de Saint-Sulpice, pero a quien le faltó mayor emotividad en sus arias. Ambos cosecharon grandes aplausos por parte de un público que premió con creces su entrega y calidad vocal.

Al día siguiente todo pareció cambiar y si la dirección de escena era casi la misma, si el espectador se centraba en la pareja protagonista y no hacía caso de las tramas secundarias, todo cambió a mejor. La Manon de Amina Edris, a pesar de que se anunciase que estaba constipada, fue toda una revelación con un timbre redondo, de gran belleza y perfecta dicción francesa, capaz de modular y apianar ofreciendo una protagonista llena de musicalidad en lo canoro pero también frágil, emotiva y temperamental cuando lo requería el personaje. Lástima de un agudo en los primeros actos un punto abierto que aparecieron mucho mejor cubiertos tras el descanso con una partitura ya más dramática. Además su voz empastó a las mil maravillas con la de su marido, en la vida real, el tenor samoano Pene Pati. Un Des Grieux que fue vitoreado al final de la función por su excelente y emotiva interpretación del enamorado y atormentado personaje. Excelente francés, cuidada línea de canto y expresividad a flor de piel fueron sus armas incontestables. A la vez que un timbre viril y siempre en estilo en los dos últimos actos, con una excelente proyección canora. Muy mejorada y sutil la dirección musical de Marc Minkowski con mucha mayor sutiliza y cuidado que en la jornada anterior. Interesntes y equilibrados tanto Jarrett Ott como Jean-Vincent Blot como Lescaut y el Conde Des Grieux

Del resto del reparto del primer día cabe destacar el bello timbre del barítono Alexandre Duhamel como un Lescaut bastante tosco a exigencia de la dirección actoral y musical, además de la prestancia y madurez del barítono Laurent Nauri como el Conde Des Grieux. Les acompañó un buen elenco de personajes secundarios destacando también Ana Tobella e Inés Ballesteros como Javotte y Paussette, así como el meritorio Coro del Liceu.

Sorprendió, en todo caso, el éxito alcanzado, ya que al caer el telón se aplaudió con profusión y se premió con vítores tanto a los protagonistas como al director musical el día del estreno, algo que se repitió con mayor merecimiento con el segundo reparto. A pesar de que, una vez más, ni el director de escena ni ningún miembro de su equipo apareció para recibir el veredicto del público.  * Fernando SANS RIVIÈRE, director de ÓPERA ACTUAL