Lully: ISIS

CD

02 / 04 / 2020 - Pablo MELÉNDEZ-HADDAD - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email

LULLY, Jean-Beaptiste (1635 – 1688)

ISIS

Selección ÓPERA ACTUAL

Eve-Maud Hubeaux, Cyril Auvity, Aimery Lefèvre, Edwin Crossley-Mercer, Philippe Estèphe, Fabien Hyon, Bénédicte Tauran, Ambroisine Bré. Les Talens Lyriques. Dirección: Christophe Rousset. HM 5051083149327. 2 CD. 2019.

Grabado en julio del año pasado, esta Tragédie en musique de Lully basada en Las metamorfosis de Ovidio no podía tener mejores defensores. Bajo una dirección plena de sentido teatral de Christophe Rousset –tanto, que parece una grabación de una función en directo–, esta Isis ofrece lo mejor de este repertorio, con un plantel vocal genial, un coro pletórico y un conjunto, Les Talens Lyriques, sencillamente soberbio, que hace brillar las danzas e intermedios instrumentales que vertebran la obra. Ya desde el Prólogo Rousset impone colores y energía, sacando lo mejor de sus solistas encabezados, en el papel titular, por una Ève-Maud Hubeaux espectacular, sobre todo como Io, de expresivo fraseo. Voz transparente y brillante es la que Ambroisine Bré impone a sus personajes, en cierto contraste con el Hiérax de voz profunda, pero sin suficiente agilidad, de Aimery Lefèvre, aspecto que también se aprecia en el canto florido del Argus de Philippe Estèphe, un baritenor interesante pero sin graves sólidos.

"Voz transparente y brillante es la que Ambroisine Bré impone a sus personajes, en cierto contraste con el Hiérax de voz profunda, pero sin suficiente agilidad, de Aimery Lefèvre"

Otra voz que sobresale es la de Fabien Hyon, sobre todo como Mercurio, además del Pan/Júpiter de Edwin Crossley-Mercer, de colores mágicos, aunque ese “écoutez” del quinto acto suene directamente calado. La expresividad también es el sello distintivo de la Juno de Bénédicte Tauran, y si impresiona Cyril Auvity como Pirante/Furia es más por su acento teatral que por la belleza de su voz. A los efectos sonoros –el viento, los rayos, los crótalos y otros instrumentos originales– se unen el canto sincopado y entrecortado, lleno de acentos, de ese pueblo congelado que abre el cuarto acto; el Coro de Cámara de Namur, por cierto, se erige como otro de los grandes protagonistas de la grabación, impecable y efectivo en todas sus intervenciones. Otra Selección ÓPERA ACTUAL.

Comprar: