Londres: Sonrisas y bises

14 / 07 / 2019 - Eduardo BENARROCH - Tiempo de lectura: 3 minutos

Print Friendly, PDF & Email
Sabine Devieilhe y Javier Camarena como la pareja protagonista en el famosísimo montaje de Laurent Pelly © ROH / Tristam KENTON

The Royal Opera House

Donizetti: LA FILLE DU RÉGIMENT

Sabine Devieilhe, Javier Camarena, Enkelejda Shkoza, Pietro Spagnoli, Donald Maxwell, Miranda Richardson. Dirección: Evelino Pidò. Dirección de escena: Laurent Pelly. 8 de julio de 2019.

La clásica producción de Laurent Pelly que ha pasado ya por las grandes capitales operísticas del mundo regresó a Londres con un nuevo elenco. Es obvio que un tema tan divertido atrae al público de este teatro al que le gustan las cosas directas y nada complicadas. La precisión de los movimientos en escena, la música fácil y atractiva y una trama bufa que se hace irresistible. Estrenada en Londres en 2007, esta cuarta reposición de la ópera de Donizetti sigue luciendo fresca.

El tenor que tomó el mando con distinción en esta ocasión, el mexicano Javier Camarena, estuvo a la par de sus predecesores (que incluían a Pavarotti y Flórez), bisando la conocidísima “Pour mon âme!” con buen gusto y facilidad. La voz es brillante, casi clínica por la forma directa y limpia de su emisión y con el color típico de los cantantes de habla castellana. Camarena, además, destacó como actor metiéndose de lleno en todo tipo de enredos.

Para ello tuvo como cómplice a una joven soprano francesa, Sabine Devieilhe que se movió con soltura despertando la simpatía del público. Su voz es pequeña y cuando pide volumen se vuelve un poco dura, pero tiene un carácter dulce y agudos seguros. Enkelejda Shkoza se metió en la piel de La Marquise de Berkenfeld con voz estruendosa y participó de la acción en forma divertida; Pietro Spagnoli repitió su estupendo Sulpice con una interpretación realmente interesante, una mezcla de caricatura y seria al mismo tiempo.

Como Hortensius también regresó a su parte Donald Maxwell, dando una clase magistral de como debe ser un Mayordomo. Bryan Secombe destacó como el Cabo y la excelente y afamada actriz Miranda Richardson se ocupo de dar relieve, nobleza y calidad a la Duchesse de CrakentorpLa acción original transcurre durante la ocupación francesa del norte de Italia, pero Pelly mueve la acción al comienzo del siglo XX, o al menos eso se sugiere con la aparición de Tonio comandando un tanque para rescatar a Marie.

Aunque Evelino Pidò dirigió con bellos detalles a sus solistas instrumentales, faltó brillantez y pulso, hubo demasiada comodidad cuando los tempi podrían haber sido mas agitados y esto hubiera dado mas urgencia y credibilidad a la acción. Esto es un reparo que no afectó a que se pudiera disfrutar de un espectáculo muy bien puesto con un elenco prometedor.