Las cantadas de Mena y Concerto 1700

Granada

12 / 07 / 2021 - Alejandro FERNÁNDEZ - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
carlos mena granada / operaactual.com Carlos Mena y el conjunto Concerto 1700 © Festival de Granada / Fermín RODRÍGUEZ
carlos mena granada / operaactual.com Carlos Mena y el conjunto Concerto 1700 © Festival de Granada / Fermín RODRÍGUEZ

Carlos Mena y el conjunto Concerto 1700

Recital de CARLOS MENA

Obras de Hernández Illiana, Corelli, De Torres, Bononcini y Literes. Concerto 1700. Dirección: Daniel Pinteño. Monasterio de San Jerónimo, 11 de julio de 2021.

Ni el intenso calor de la mañana fue un inconveniente para otra de las grandes citas propuestas por el Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Las naves del Monasterio de San Jerónimo trasladaban al público, que guardaba cola desde temprano, para el programa que bajo el título, Noche y alba en las cantadas españolas acercaban hasta el irrenunciable festival andaluz la gran música española para capilla del dieciocho español de la mano del conjunto que lidera el violinista Daniel Pinteño, Concerto 1700, contando con la presencia como solista de Carlos Mena, que juntos recientemente han publicado un trabajo discográfico centrado en la figura del maestro Antonio Literes, músico destacado de la Capilla Real.

El programa propuesto centró la atención en la pujante influencia de la música italiana en las capillas españolas y la alquimia en la que se sumergió la tradición nacional a través de las formas italianas y la incorporación de nuevos instrumentos, especialmente la cuerda con ejemplos como el violín. Tampoco faltó el momento para la recuperación del patrimonio musical y en este sentido volvieron a la vida dos breves cantadas (recitativo y aria) de Hernández Iliana dedicadas al tiempo de la Navidad. Ambas partituras parten de una estructura común en la que confluyen textos de versos cercanos, una instrumentación más estilizada que coincide también con el tratamiento de la voz con guiños al gran género del Barroco, la ópera.

"El gran contratenor español demostró la experiencia acumulada al resaltar las peculiaridades y diferencias de las obras en programa, y solvencia al dosificar el instrumento vocal"

Carlos Mena nuevamente hizo gala de la sensibilidad y cuidado que pone en el repertorio histórico español.  Es obligado reconocer los esfuerzos del cantante por contribuir en elevar estas páginas al lugar que le corresponde tanto en las salas de concierto como en el estudio de grabación. El contratenor español demostró la experiencia acumulada al resaltar las peculiaridades y diferencias de las obras en programa, y solvencia al dosificar el instrumento vocal que se movió en todo momento en el plano medio agudo y con gran sentido dramático. En no pocas ocasiones las arias cercanas a las de bravura exigieron a Mena control de la emisión y cuidado en las agilidades como en el caso de «En la esfera es todo ardor» de José de Torres.

Cerraba el programa la cantada Ya por el horizonte de Literes, interesantísima obra en la que el compositor mallorquín dedica el corazón de la obra a la tradición hispana, algo que Mena y Concerto 1700 cuidaron al detalle mientras que en los extremos se sitúan el binomio recitativo y aria y que hacen de esta partitura toda una maestra de la literatura musical dieciochesca.

En lo estrictamente instrumental, dos sonatas de Corelli, encarnación de la escuela romana, y napolitana, en la figura de Bononcini, fueron la excusa para considerar la espontaneidad de la música instrumental y el valor de la melodía puesta en música por Concerto 1700 junto al afilado violín de Daniel Pinteño hasta el punto de marcar un canon estilístico personal caracterizado por el destilado técnico e interpretativo del violinista malagueño.  * Alejandro FERNÁNDEZ, corresponsal de ÓPERA ACTUAL