La zarzuela también triunfa en Mallorca

Palma

22 / 01 / 2024 - Bàrbara DURAN - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
zarzuela palma Maria Camps y Joan Laínez, en el concierto de zarzuela en Palma © OSIB
zarzuela palma Maria Camps y el director de la OSIB, Pablo Mielgo © OSIB

Orquestra Simfònica de les Illes Balears (OSIB)

Concierto de JOAN LAÍNEZ Y MARIA CAMPS

Temporada sinfónica

Obras de Chapí, Serrano, Sorozábal, Chueca, Fernández Caballero, Luna, Soutullo y Vert, Moreno Torroba, Vives y Giménez. Orquestra Simfònica de les Illes Balears. Dirección: Pablo Mielgo. Teatre Principal, 18 de enero de 2024.

La afición por la zarzuela de buena parte del público melómano de las Islas Baleares continúa incólume; el género sigue triunfando en cada una de las programaciones, con espectadores fieles y dispuestos. Este concierto merece especial atención, en primer lugar por su acertada combinación de diferentes piezas, y, en segundo, por una extraordinaria pulcritud en la ejecución. Ambos solistas demostraron una presencia en escena expresiva y muy acorde con los roles que interpretaron. Y es importante reseñar este equilibrio entre vocalidad afectiva, comunicativa, y una orquesta que brilló por su implicación en un repertorio que no necesita de grandes alardes instrumentales, pero sí del trabajo experto sobre un concepto del repertorio zarzuelístico que trasciende la superficialidad con la que se suele tratar este género.

"Potente en su emisión, apasionado y osado en su interpretación, Joan Laínez deja entrever una reminiscencia italiana popular en su aproximación al mundo de la zarzuela"

El tenor Joan Laínez se encuentra en un excelente momento vocal: potente en su emisión, apasionado y osado en su interpretación, dejó entrever una reminiscencia italiana popular en su aproximación al mundo de la zarzuela, siempre conectado con las raíces de un canto bello e intenso. Maria Camps ofreció un contrapunto equilibrador y, aunque no posee una voz de gran proyección, es flexible, fluida y graciosa, siempre al servicio de la partitura en su interpretación. La soprano dominó sin problemas la exigente coloratura de “En un país de fábula”, de La tabernera del puerto, después de una dramática y excelente interpretación de “La roca fría del Calvario” de La Dolorosa a cargo de Laínez, con la cual se iniciaban las intervenciones vocales de un concierto que acabó por ser excelente.

Pablo Mielgo, director titular de la OSIB, se encargó de aclarar que la denominación de género chico englobando a todo el repertorio zarzuelístico es errado y lo desmerece, un terreno en el que grandes compositores desarrollaron su trabajo; lo comparó con la opereta vienesa. Y es verdad que cabe realizar un análisis más profundo de las producciones alrededor de la zarzuela española: ha sido un género que ha estado sometido a versiones poco adecuadas, poco trabajadas en relación con sus auténticas posibilidades. Puede, incluso, que algunos partidarios de las ejecuciones más historicistas puedan presentar objeciones a las programaciones habituales del género, pero lo cierto es que este concierto dejó un excelente sabor de boca.

Mielgo estuvo extremadamente atento a la dirección de cantantes y orquesta, en una conducción muy cuidada. Cabe destacar la naturalidad interpretativa de los dos cantantes, que supieron llenar con sus gestos y su actuación el vacío que siempre deja la ausencia teatral de las interpretaciones en concierto de obras pensadas para ser actuadas y cantadas.

Y si hay que calificar este concierto, cabe usar el concepto de pulcritud y cuidado extremado en la interpretación, además de una expresividad equilibrada, sin los excesos de un nacionalismo malentendido: aquí se valoró la calidad de las partituras y su interpretación. La extraordinaria respuesta del público fue la prueba de la excelencia de este concierto, que incluyó algunas piezas de ejecución exclusivamente orquestal, como el Preludio de El tambor de Granaderos, la Danza india de El niño judío y el Intermedio de La boda de Luis Alonso* Bàrbara DURAN, corresponsal en Palma de ÓPERA ACTUAL