También brilla la segunda 'Luisa Fernanda'

Madrid

15 / 02 / 2021 - Mario MUÑOZ - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Fernanda Maite Alberola, protagonista del reparto alternativo © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL
Fernanda Alejandro del Cerro, junto a Leonor Bonilla, que brilló como Carolina © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL
Fernanda Javier Franco (a la izquierda) completó este aplaudido segundo reparto de nivel © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL

Teatro de La Zarzuela

Moreno Torroba: LUISA FERNANDA

Reparto alternativo

Maite Alberola, Leonor Bonilla, Alejandro del Cerro, Javier Franco, María José Suárez, Emilio Sánchez, Nuria García-Arrés, Antonio Torres, Didier Otaola, Francisco José Pardo, Román Fernández-Cañadas. Coro del Teatro de La Zarzuela. Orquesta de la Comunidad de Madrid. Dirección: Karel Mark Chichon. Dirección de escena: Davide Livermore. 29 de enero de 2021.

En el reparto alternativo de esta nueva producción de Luisa Fernanda (aquí el enlace a la crítica del primer reparto), Maite Alberola confeccionó una protagonista compacta, con una escena de enfrentamiento con la duquesa Carolina muy convincente y que no necesitó de mucho aspaviento. El personaje se ajusta de manera notable a la envergadura de la voz de la soprano, con un centro elaborado y un buen registro agudo que acaba por abrirse un tanto en la parte más alta, pero sin mayores tensiones. A nivel dramático se mantuvo contenida, tal y como el personaje exige. El Vidal Hernando de Javier Franco fue honesto, con un canto elegante y un fraseo siempre con intención y buenas ideas. Se benefició de la reducción en el foso de orquesta, porque su volumen no fue enterrado en la masa musical del conjunto. El dúo «En mi tierra extremeña» enseñó la química necesaria para que resulte coherente lo que ocurre en posteriores escenas.

"El gusto de Leonor Bonilla por los matices y el estudiado desparpajo se acompañó de un buen grave, aterciopelado, y proyección segura en agudos"

La Carolina de Leonor Bonilla fue lo mejor de este reparto, con gran presencia escénica y un fino trabajo actoral que hizo patente este retrato de clase tan polarizado que presenta la zarzuela. Su gusto por los matices y el estudiado desparpajo se acompañó de un buen grave, aterciopelado, y proyección segura en los agudos. Por su parte, pasó algún apuro inicial Alejandro del Cerro como Javier Moreno, pero se repuso y creció hasta convencer durante los actos segundo y tercero. La orquesta se comprometió, como ocurriera el día del estreno, con sus especiales circunstancias y dimensiones, y esta media plantilla sonó con volumen y seguridad. La dirección de Karel Marck Chichon dejó un poco de lado la belleza tímbrica del primer día para profundizar en el contraste dramático y en la limpieza en las melodías. Gran primer acercamiento, y alegría indisimulada por parte del público al escuchar una pieza tan querida.