La poderosa ‘Jenufa’ de Claus Guth

Roma

10 / 05 / 2024 - Mauro MARIANI - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
janacek roma La nueva producción de 'Jenufa' de Claus Guth © Opera di Roma / Fabrizio SANSONI
janacek roma La nueva producción de 'Jenufa' de Claus Guth © Opera di Roma / Fabrizio SANSONI
janacek roma La nueva producción de 'Jenufa' de Claus Guth © Opera di Roma / Fabrizio SANSONI

Teatro dell'Opera di Roma

Janácek: JENUFA

Nueva producción

Cornelia Geskow, Karita Mattila, Manuela Custer, Charles Workman, Robert Watson, David Stout, Lucas Zeman, Anna Viktorova, Sofia Koberidze. Direción musical: Juraj Valcuha. Dirección de escena: Claus Guth. 4 de mayo de 2024.

Para esta nueva Jenufa de la Ópera de Roma, Claus Guth ha realizado un espectáculo perfecto que combina una concepción moderna del teatro musical con el respeto por las intenciones del autor; el director de escena se basa en una cuidadosa profundización de la música y el libreto y pone de relieve la psique de los protagonistas y el significado simbólico de una historia que tiene la fuerza implacable de una tragedia griega.

Sin perseguir efectos extravagantes ni llamativos, Guth mantiene una fuerte unidad estilística; la obra se desarrolla en un solo ambiente cerrado por altas paredes, sin puertas ni ventanas, enfatizando así que para la protagonista y los demás personajes no hay ninguna posibilidad de escapar a su destino. Guth diferencia entre ellos los diversos puntos nodales del drama con algunas ideas tan potentes como sugerentes: por ejemplo, el hombre-cuervo negro, presagio de la desgracia, que se posa en el techo de la casa de Jenufa cuando se decide el cruel destino del niño que concibió con Steva. La escenografía, el vestuario y las iluminación, firmadas respectivamente por Michael Levine, Gesine Völlm y James Farncombe, son simples y sobrios, y aportan el ambiente adecuado.

"Con su voz muy flexible y capaz de infinitos matices, de los más ásperos a los más dulces, Cornelia Beskow es una Jenufa volitiva y vulnerable, fuerte y dulce, inolvidable"

La actuación de los cantantes es muy cuidada en cada detalle, buscando en el alma de los personajes para sacar a la luz esperanzas y desilusiones, fuerza y debilidad, dureza y delicadeza. Los intérpretes se mostraron extraordinarios como actores y cantantes. Con su voz muy flexible y capaz de infinitos matices, de los más ásperos a los más dulces, Cornelia Beskow fue una Jenufa con carácter pero también vulnerable, fuerte y dulce: en suma, inolvidable. Con su intensa interpretación, Karita Mattila convirtió a la madrastra de Jenufa en un personaje de gran estatura trágica que permanece prisionera de reglas inflexibles y supersticiones atávicas, de las que es imposible escapar. Con su ductilidad vocal y su experiencia como intérprete de diversos papeles, Charles Workman ofreció un retrato perfecto en cada detalle del débil y atormentado Laca. Igualmente apreciable resultó ser el otro tenor, Robert Watson, que interpretaba al superficial Steva. Manuela Custer hizo de la vieja Buryjovka un gran personaje, a pesar de su brevedad. También ofrecieron excelentes interpretaciones los muchos comprimarios, entre los que destacaron Sofia Koberidze (Karolka), Davi Stout (Molinero), Lukas Zeman y Anna Viktorova (Alcalde y Esposa).

La dirección de Juraj Valcuha fusionó todos estos elementos en una lectura fuertemente dramática que cautivó y emocionó. El director eslovaco evitó toda magnificencia melodramática y en su visión destacó la modernidad de la orquestación de Janácek, convirtiendo al conjunto sinfónico en otro gran protagonista de la ópera a la que brinda una tensión expresiva continua, alternando sonidos duros y violentos con otros muy dulces. El coro y la orquesta romanos le siguieron con entusiasmo y precisión. Un espectáculo inolvidable, de los mejores vistos en Roma en los últimos años. * Mauro MARIANI, corresponsal en Roma de ÓPERA ACTUAL