Nino Rota: LA NOTTE DI UN NEVRASTENICO / I DUE TIMIDI (DVD)

18 / 03 / 2019 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 1 minuto

Print Friendly, PDF & Email
© Dynamic

ROTA, Nino (1911-1979)

LA NOTTE DI UN NEVRASTENICO / I DUE TIMIDI

Giorgio Celenza, Sabrina Cortese, Daniele Adriani, Antonio Sapio. Reate Festival Orchestra. Dir.: Gabriele Bonolis. Dir. esc.: Cesare Scarton. Dynamic. 37830. 1 Dvd. 2019.

El genio de Nino Rota, el músico y gran artífice de la banda sonora de las películas de Fellini, además de afortunado autor de óperas como Il cappello di paglia di Firenze –que hoy en día ya forma parte del repertorio habitual de los teatros de ópera– utiliza también en estos dos actos únicos su capacidad para reflejar en notas legibles toda la displicente ironía, cuando no el sarcasmo, de la sensibilidad posmoderna, discurso musical de una época que ignora de manera un tanto vergonzante el abandono lírico y el lenguaje melódico, al que el autor italiano recurre aún en momentos puntuales en las páginas solistas y en los bellos interludios orquestales de I due timidi.

La notte di un nevrastenico / I due timidi // Dynamic

La irresistible progresión del ritmo teatral de La notte di un nevrastenico realmente no le permite al autor repetir la maniobra en el mismo grado, pero los resultados son en cualquier caso apreciables, aunque en este caso la intervención del narrador acaba aminorando un poco los efectos del fluido musical. La doble concepción escénica del regista Cesare Scarton para los ácidos libretos que concibieron Riccardo Bacchelli y Suso Cecchi d’Amico resulta de lo más ingeniosa y los no demasiado sofisticados recursos del Teatro Flavio Vespasiano de Rieti se demuestran sobrados para que el espectador pueda seguir el espectáculo sin problemas aunque en el subtitulado no figure el español. Los diversos intérpretes aportan una corrección suficiente para el disfrute de las obras, destacando la voz del tenor Daniele Adriani, con Chiara Osella y Sabina Cortese los más centrados en una obra que demuestra, por si aún hacía falta hacerlo, que la música no tiene por qué ser agresiva para los oídos del espectador. Dirigió esta representación desde el podio la batuta del atento Gabriele Bonolis.

Comprar: