La historia de una Violetta desviada de su camino original

Viena

17 / 10 / 2023 - Klaus BILLAND - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
traviata stone Juan Diego Flórez como Alfredo © Wiener Staatsoper / Michael PÖHN
traviata stone Ludovic Tézier como Germont 'père' © Wiener Staatsoper / Michael PÖHN
traviata stone Juan Diego Flórez y Lisette Oropesa en 'La Traviata' © Wiener Staatsoper / Michael PÖHN

Wiener Staatsoper

Verdi: LA TRAVIATA

Lisette Oropesa, Ludovic Tézier, Juan Diego Flórez. Dirección musical: Pier Giorgio Morandi. Dirección de escena: Simon Stone. 6 de octubre de 2023.

En octubre se renovó en la Wiener Staatsoper la producción de La Traviata de Giuseppe Verdi, dirigida por Simon Stone, a quien le gusta reescribir obras de teatro y, si es posible, óperas con perspectivas completamente nuevas. En la Traviata de Stone, Violetta Valéry no es desde el principio una cortesana que sufre y que él, erróneamente, no cree reconocer en la obra: el título lo dice claramente en cuanto a la percepción que se tenía de ella en la época. Además, Germont dice en el dúo decisivo con Violetta «Porque esta unión no fue bendecida por el cielo». En cambio, Stone considera que Violetta solo proviene de una familia humilde y el dinero, que Alfredo luego le arroja en un ataque de ira, solo sirve como pago de su deuda. Una vez más se ve cómo el regista incluso invierte el perfil del rol original para encajarlo en su concepto sin tener en cuenta la música compuesta para ello. En esta propuesta Violetta es una conocida influencer que también comercializa su propia colección de perfumes y triunfa como protagonista en una empresa de fiestas con trajes apropiados para ello de Alice Babidge.

Lo que resulta especialmente preocupante de la propuesta es el rechazo de que un uso abusivo del vídeo corresponde a una “opinión estereotipada en el mundo de la ópera”, porque utilizado en exceso distrae. No hay nada que decir en contra del uso sensato del vídeo, pero cuando innumerables mensajes de WhatsApp y proyecciones similares de Zakk Hein inundan los diseños escenográficos de Robert Cousins (o cuando durante el dúo Violetta-Germont se ven textos en el fondo del escenario que transmiten el rechazo a un príncipe saudí), el espectador acaba por desconectar.

"Oropesa encantó al público desde el primer momento con una interpretación difícilmente superable en autenticidad e intensidad interpretativa"

La cuestionable producción encontró su salvación total esta noche en los tres protagonistas, Lisette Oropesa como Violetta, Juan Diego Flórez como Alfredo y Ludovic Tézier como Giorgio Germont; la soprano encantó al público desde el primer momento con una interpretación difícilmente superable en autenticidad e intensidad interpretativa y recreó el papel con una gran proyección y juego tímbrico, con una tesitura lírica con buenos agudos y una coloratura exquisita. El tenor peruano encajó perfectamente con ella en el aspecto visual y frasea con el mejor bel canto, aunque su voz a veces resulta demasiado estrecha para este papel, que es algo más exigente. El barítono francés dibujó un Giorgio Germont de primera calidad en todos los aspectos. En el resto de intérpretes, Alma Neuhaus convenció como Flora Bervoix y Noa Beinart como Annina. Pier Giorgio Morandi ante la Orquesta de la Ópera de Estado de Viena creó un buen sonido verdiano y, sobre todo, una sensación de calma un escenario en constante rotación con nuevas escenas.  * Klaus BILLAND, corresponsal en Viena de ÓPERA ACTUAL