‘La flauta’ de Les Arts, todo un canto a la felicidad

Valencia

10 / 06 / 2024 - César RUS - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
valencia mozart La producción de 'La flauta mágica' de SImon McBurney © Palau de Les Arts / Miguel LORENZO & Mikel PONCE
valencia mozart La producción de 'La flauta mágica' de SImon McBurney © Palau de Les Arts / Miguel LORENZO & Mikel PONCE
valencia mozart La producción de 'La flauta mágica' de SImon McBurney © Palau de Les Arts / Miguel LORENZO & Mikel PONCE

Palau de Les Arts

Mozart: DIE ZAUBERFLÖTE

Serena Sáenz, Antonella Zanetti, Matthew Rose, Giovanni Sala, Irakli Pkhaladze, Alejandro López, Jorge Franco, Rainelle Krause, Laura Fleur, Luzia Tietze, Iria Goti, Gyula Orendt, Brenton Ryan. Trinity Choir Boys. Cor de la Generalitat. Orquesta de la Comuntiat. Dirección musical: James Gaffigan. Dirección de escena: Simon McBurney. 6 de junio de 2024.

El director de escena Simon McBurney creó ya hace una década esta maravillosa producción de Die Zauberflöte que ha recorrido varios de los mejores teatros del mundo cosechando clamorosos éxitos. Ahora le tocaba el turno a Valencia (ver previa en este enlace), y la audiencia del Palau de Les Arts respondió con ovaciones y en pie: no fue para menos, ya que el teatro valenciano supo acompañar la producción con una ejecución musical de primerísimo nivel.

La propuesta está construida sobre un despliegue de creatividad estética y escénica. Las ideas se van sucediendo con un extraordinario ritmo teatral en el que, pese a esa cantidad de elementos, nada parece sobrar: ni los figurantes con sus pajaritos de papel, ni los fascinantes dibujos, ni los efectos sonoros, como tampoco las rupturas del espacio escénico con interacciones con el público de la que ni siquiera se libra la orquesta, elevada sobre el foso, que interactúa con los solistas vocales. Incluso algunos de sus músicos suben al escenario, como la magnífica flautista Magdalena Martínez… Pero, ¿cuál es el concepto?, ¿qué logra con su propuesta Simon McBurney? El director de escena, al final, consigue firmar un espectáculo en el que, a través de la obra de Mozart, artistas y público se funden en una felicísima concordia.

"Serena Sáenz es una de las grandes figuras ascendentes del panorama internacional gracias a una voz de indudable calidad y una muy buena técnica, pero además domina el alemán como una nativa"

No es fácil en este tipo de espectáculos conseguir una versión musical de gran nivel, ya que, además, la disposición elevada de la orquesta podía presentar dificultades de balance con las voces. Pues bien, desde el podio James Gaffigan no solo superó dichas dificultades, sino que la usó a su favor: comenzó con una flexible y matizada obertura y en el primer acto impuso claridad y precisión, pero fue en el segundo cuando ofreció los detalles más interesantes destacando en la brillante escena final con los siempre excelentes Cor de la Generalitat y Orquesta de la Comunitat. Pocos teatros en el mundo pueden ofrecer un Mozart con esta perfección orquestal.

El elenco vocal fue de gran solidez y calidad, sin embargo, fue la pareja protagonista la que merece el mayor de los reconocimientos. Serena Sáenz, Premio ÓPERA ACTUAL 2023, debutaba en Les Arts con una soberbia Pamina: ella es una de las figuras ascendentes del panorama internacional gracias a una voz lírica de indudable calidad unida a una muy buena técnica, pero además domina el alemán como una nativa tanto en las partes cantadas como en los diálogos hablados; escénicamente demostró una entrega máxima. El tenor Giovanni Sala, quien ya ha triunfado en otras ocasiones en Valencia (Don Giovanni y Macbeth), aportó luminosidad latina a su Tamino excelentemente cantado desde el lirismo absoluto de su voz. Más rudo resultó el Sarastro de Matthew Rose quien, en cualquier caso, impresionó con su recia voz y sólidos graves. Algo similar ocurrió con Rainelle Krause, quien destacó especialmente en la zona agudo de su registro como Reina de la Noche. Gyula Orendt fue un magistral Papageno tanto en lo vocal como en lo escénico, mientras que Iria Goti fue una encantadora Papagena. Brenton Ryan fue un Monostatos convincente, aunque algo discreto en lo vocal.

Del resto del reparto hay que destacar el excelente trío que conformaron las Tres Damas de Antonella Zanetti, Laura Fleur y Luzia Tietze, perfectamente concertadas y equilibradas. No se puede decir lo mismo de los niños del Trinity Boys Choirs, al menos en su primera intervención, aunque en el segundo acto mejoraron en su prestación.  * César RUS, corresponsal en Valencia de ÓPERA ACTUAL