La culminación del armonioso ‘Ring’ finlandés

Helsinki

27 / 05 / 2024 - Klaus BILLAND - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
wagner helsinki La nueva producción de 'El ocaso de los dioses' de Anna Kelo © Finnish National Opera / Stefan BREMER
wagner helsinki La nueva producción de 'El ocaso de los dioses' de Anna Kelo © Finnish National Opera / Stefan BREMER
wagner helsinki La nueva producción de 'El ocaso de los dioses' de Anna Kelo © Finnish National Opera / Stefan BREMER

Ópera Nacional de Finlandia

Wagner: EL OCASO DE LOS DIOSES

Nueva producción

Daniel Brenna, Johanna Rusanen, Tuomas Pursio, Jukka Rasilainen, Rúni Brattaberg, Reeta Haavisto, Tuija Knihtilä. Orquesta de la Ópera Nacional de Finlandia, Coro de la Ópera Nacional de Finlandia. Director musical: Hannu Lintu, Dirección de escena: Anna Kelo. Estreno 17 de mayo de 2024.

Después de un muy buen Oro del Rin en 2019 y algunos retrasos debido al Covid 19, este nuevo Anillo del nibelungo de la Ópera Nacional de Finlandia, dirigido por Anna Kelo con la gran escenografía e iluminación de Mikki Kunttu y el vestuario perfectamente coordinado de Erika Turnen, llegó a su espectacular y significativa conclusión con El ocaso de los dioses. La propuesta demuestra que el equipo creativo no tiene miedo, tal y como se observa cada vez más en Europa Central, de mostrar el mito wagneriano, que es tan intensamente inherente a la Tetralogía –también debido a sus fuentes– en imágenes y dramaturgia, como en de una manera increíblemente atractiva, a veces sutil y siempre informada. Se aprovecha todo el espacio escénico en anchura, profundidad y altura, y no, como suele ocurrir tantas veces en los teatros alemanes y austriacos, solo entre 3 y 5 metros del frente del escenario.

Esto requiere mucha imaginación e inventiva, y aquí se activa la luz en la palabra y se le compone la música wagneriana con sus Leitmotive. Esto crea asociaciones visuales inmediatas que también crean una gran tensión dramatúrgica. Las bromas teatrales del llamado Regietheater, posiblemente influenciadas por la pandemia especialmente en el primer acto donde los gibichungs caminan con máscaras antigás, Siegfried es cacheado como en la seguridad del aeropuerto con guantes de goma y de la naturaleza aparentemente ya no queda casi nada y está contaminada…

"Daniel Brenna fue un joven Siegfried bueno y comprometido, que apenas mostraba la gripe que había tenido unos días antes, e incluso realizó un impresionante Do agudo en la segunda escena del tercer acto"

El director musical de la Ópera Nacional de Finlandia, Hannu Lintu, y la Orquesta de la casa crean un sonido wagneriano excelente y extremadamente transparente, cuya plasticidad y concisión se corresponden perfectamente con esta generosa producción. El coro cantó y actuó de forma sencilla y digna de un festival. Daniel Brenna fue un Siegfried comprometido, que apenas mostraba la gripe que había tenido unos días antes, e incluso realizó un impresionante Do agudo en la segunda escena del tercer acto. Después del primer acto, Johanna Rusanen se levantó ante una poderosa y muy dramática Brünnhilde. El veterano Jukka Rasilainen interpretó una vez más a un Alberich con carácter, al que el destino convirtió en un desastre. Tuomas Pursio fue un Gunther sonoro y Reeta Haavisto propuso una Gutrune bellamente cantada. Solo Rúni Brattaberg como Hagen bajó del alto nivel de sus compañeros con una voz demasiado áspera, a menudo simplemente ruidosa.

Una gran noche de estreno en Helsinki, intensamente aplaudida por un lleno total. Quizás en el futuro el público tendrá que desplazarse más al norte o al sur de Europa para poder disfrutar de producciones de obras de Wagner que realmente valgan la pena.  * Klaus BILLAND, colaborador de ÓPERA ACTUAL