Franco Faccio: AMLETO

CD

07 / 12 / 2019 - Verónica MAYNÉS - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Amleto

FACCIO, Franco (1840 – 1891)

Amleto

Selección ÓPERA ACTUAL

Pavel Cernoch, Iulia Maria Dan, Claudio Sgura, Dshamilja Kaiser, Eduard Tsanga, Paul Schweinester. Prague Philarmonic Choir y Wiener Symphoniker. Dirección: Paolo Carignani. Naxos 005115163767. 2 CD. 2019.

Cuesta creer que una ópera como Amleto haya sido ignorada durante más de cien años. Si el lector es uno de esos melómanos sin remedio, que atesora rarezas para exhibirlas orgulloso ante sus amistades –y, reconózcalo, para despertar envidias marcando la diferencia-, he aquí el próximo trofeo a conseguir, una tragedia lírica  en cuatro actos con libreto de Arrigo Boito y música de Franco Faccio estrenada en Génova en 1865. Resulta sorprendente que el autor la escribiera a los veinticinco años de edad, demostrando una madurez inusual en la escritura vocal, y un gran conocimiento del arte de la orquestación.

"En lo tocante al estilo, se anticipa en 'Amleto' el canto de corte dramático 'verista', además de apreciarse elementos expresivos presentes en el muy posterior 'Otello' verdiano"

En lo tocante al estilo, se anticipa en Amleto el canto de corte dramático verista, además de apreciarse elementos expresivos presentes en el muy posterior Otello verdiano, y otros nexos con el autor de Nabucco como el tratamiento de los coros. Iulia Maria Dan es una Ofelia de conmovedora expresión, excelente en las subidas y bajadas del grave al agudo, equilibrada en el registro, y demostrando sus virtudes teatrales desde la primera salida a escena. En efecto, desde su aparición en «Principe Amleto!», la cantante deja constancia de su talla artística y de su impactante garra teatral.

El protagonismo absoluto recae en el tenor checo Pavel Cernoch, a quien se le nota la experiencia en papeles dramáticos del género. El clímax de su actuación musical se corresponde con el del libreto: el famoso “Essere o non essere!”, momento dramático magníficamente descrito por la orquesta en cuanto al texto literario, y donde el cantante hace honor a todos los recursos expresivos que Faccio aprovecha de la ópera italiana de su tiempo, incluyendo la anticipación del canto dramático verista. También el resto del elenco está a la altura de los protagonistas, destacando la participación de Claudio Sgura –Claudio– por la envergadura sonora y dramática de su registro grave.

Los Wiener Symphoniker –bajo las órdenes de Paolo Carignani– brilla tanto en los momentos de conjunto como en las individualidades, a lo que contribuye la original orquestación del joven autor, y la belleza de algunos números como la  Marcia funebre o el finale.  Si la ópera la hubiera firmado Verdi o Puccini, otro gallo le cantara al pobre Faccio. Es lo que tiene tener o no tener corte de admiradores incondicionales.

Comprar: