Kathleen Ferrier: KATHLEEN FERRIER IN NEW YORK

CD

05 / 05 / 2020 - Aniol COSTA-PAU - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email

FERRIER, Kathleen

Kathleen Ferrier in New York

Selección ÓPERA ACTUAL

Obras de Mahler y Bach. New York Philarmonic Orchestra. Set Svanholm, tenor. Dirección: Bruno Walter. John Newmark, piano. Somm Recordings. ARIADNE 5007. 2020.

Das Lied von der Erde de Gustav Mahler es, sin duda, una de las obras cumbres de principios de siglo XX, porque sintetiza maravillosamente toda la tradición sinfónica del siglo XIX a la vez que augura el progreso que experimentará la música en las décadas siguientes de la mano de Richard Strauss o Arnold Schöenberg. Así pues, si se funde la exquisita partitura de Mahler con la voz de la contralto Kathleen Ferrier, intérprete canónica que a mediados del siglo pasado grabó una versión icónica de la obra, el éxito es seguro. Este es el producto que recupera la discográfica Somm Recordigs con otras grabaciones igualmente fantásticas.

"La obra es un canto fervoroso a la vida con momentos apoteósicos de auténtica explosión musical, que, al mismo tiempo, no oculta el dolor que causa la finitud y la vulnerabilidad de la existencia humana"

En su primera visita a Estados Unidos, en 1948, Ferrier interpretó este ciclo de seis canciones basadas en versos de varios poetas chinos y con alguna línea del propio Mahler. En efecto, el orientalismo resulta evidente en la partitura, especialmente en “Von der Jugend”, que canta con solvencia el tenor Set Svanholm. Pero la obra es, fundamentalmente, un canto fervoroso a la vida con momentos apoteósicos de auténtica explosión musical, que, al mismo tiempo, no oculta el dolor que causa la finitud y la vulnerabilidad de la existencia humana.

Ferrier consigue captar toda esa colección de emociones con una voz única, de gran belleza, potente y dúctil, luciendo una extraordinaria paleta de matices expresivos siempre muy bien respaldada –y nunca sobrepasada– por la New York Philarmonic, con el mítico Bruno Walter en el podio. El disco concluye con piezas radicalmente diferentes como son tres arias de Johann Sebastian Bach íntimas y delicadas como “Vergiss mein nicht”, en la que Ferrier vuelve a brillar. De esta manera, las piezas de Bach se convierten en la coda ideal para cerrar la grandiosa y fundamental obra de Gustav Mahler

Comprar: