En memoria de Helga Schmidt

Valencia

05 / 07 / 2021 - César RUS - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Les arts requiem gatti / operaactual.com Una imagen del concierto en memoria de Helga Schmidt © Palau de Les Arts / Miguel LORENZO
Les arts requiem gatti / operaactual.com Una imagen del concierto en memoria de Helga Schmidt © Palau de Les Arts / Miguel LRENZO

Palau de Les Arts

Verdi: REQUIEM

Clausura de la temporada

Eleonora Buratto, Sonia Ganassi, Francesco Meli, Michele Pertusi. Cor de la Generalitat. Orquesta de la Comunitat Valenciana. Dirección: Daniele Gatti. 1 de julio de 2021.

Por fin, tras dos aplazamientos por motivos de la situación sanitaria, Daniele Gatti debutaba en el Palau de Les Arts para cerrar así la temporada. Había una gran expectación pues, en cierto sentido, la llegada de un director de su nivel simboliza la vuelta de Les Arts a la primera línea de la dirección musical. Al terminar el periodo de Helga Schmidt, los directores estrella se marcharon de Valencia. La llegada de Daniele Gatti, o de Manfred Honeck hace unas semanas, demuestra que se ha vuelto a la senda que nunca se debió abandonar. La calidad de la Orquestra de la Comunitat y del Cor de la Generalitat es la razón de que grandes directores quieran dirigirlos y no deja de ser providencial que este concierto se haya dedicado a la memoria de Helga Schmidt, quien marcó una línea de excelencia que ahora se quiere recuperar.

Daniele Gatti hizo las delicias de orquesta, coro y público. Su versión combinó precisión y virtuosismo técnico con sentido expresivo. Impresionó, por ejemplo, cómo en el «Dies irae» se podían seguir con nitidez todas las líneas de los metales; también fue muy importante el trabajo con los arcos para conseguir que las cuerdas cantasen con los solistas. Su control sobre la orquesta fue absoluto y la agrupación valenciana respondió a cada uno de los gestos del director como si llevasen años trabajando juntos.

"El control de Daniele Gatti sobre la orquesta fue absoluto y la agrupación valenciana respondió a cada uno de los gestos del director como si llevasen años trabajando juntos"

Destacó también el sólido cuarteto vocal. La gran estrella fue Eleonora Buratto; la soprano italiana ofreció una soberbia interpretación gracias a una técnica impecable, un estilo depurado y un innato sentido de la expresividad. No tuvo problemas en la tesitura y afrontó los mayores compromisos con arrojo, como el Si bemol del «Libera me» atacado en mezzo piano y luego por medio de una filatura llevado al piano o ese potente Si natural con el que superó a la orquesta y coro. Sonia Ganassi destacó por la emotividad de su canto con la que supo dar el sentido semántico a cada palabra. Gracias a eso, la falta de squillo y el eventual vibrato quedaron como una falta menor. Francesco Meli tuvo que sustituir en el último momento a Fabio Sartori. Aterrizaba en Valencia solo dos horas antes del concierto y, sin ensayar, ofreció una magnífica interpretación. El talento técnico del Gatti y la profesionalidad del tenor hicieron que nadie echase en falta dichos ensayos. Su interpretación destacó por una espléndida vocalidad que supo matizar con adecuadas medias voces. Michele Pertusi sentó cátedra una vez más por voz, estilo y musicalidad.

Capitulo aparte merecer el Coro de la Generalitat, que fue vitoreado al inicio del concierto pues está pasando por dificultades consecuencia de su situación laboral. Con mascarilla y distancia social sus miembros estuvieron espléndidos. Aunque no se pudo llamar a refuerzos por razones sanitarias sonaron con el poderío vocal habitual, la impecable afinación y precisión que los caracteriza, con excepción del «Sanctus» donde sí hubiese sido necesario un mayor número de cantantes.  * César RUS, corresponsal en Valencia de ÓPERA ACTUAL