El 'vaudeville' en la cúspide del arte lírico

Nantes

28 / 02 / 2024 - Jaume ESTAPÀ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
strauss nantes La producción de 'Die Fledermaus' de Jean Lacornerie © Angers-Nantes Opéra / Laurent GUIZARD
strauss nantes La producción de 'Die Fledermaus' de Jean Lacornerie © Angers-Nantes Opéra / Laurent GUIZARD
strauss nantes La producción de 'Die Fledermaus' de Jean Lacornerie © Angers-Nantes Opéra / Laurent GUIZARD

Angers Nantes Opéra

Strauss: DIE FLEDERMAUS

Nueva producción

Stephan Genz, Eleonore Marguerre, Claire de Sévigné, Veronika Seghers, Milos Bulajic, Thomas Tatzl, François Piolino, Horst Lamneck , Stephanie Houtzeel, Anne Girouard. Coro de Cámara Mélismes. Dirección musical: Claude Schnitzler. Dirección de escena: Jean Lacornerie. 26 de febrero de 2024.

Esta producción de Die Fledermaus, proyectada para 2020, tuvo que retrasarse a causa de la pandemia. Fue grabada en la ciudad de Rennes y presentada luego en espacios públicos de diversas ciudades de Francia. La Angers-Nantes Opéra la presentó por vez primera en una sala. Jean Lacornerie quiso que el público entendiera la complicada farsa del burgués, la burguesa y el murciélago. Para ello utilizó la versión francesa de los diálogos hablados y eligió con gran tino la voz única de Anne Girouard, actriz muy conocida en Francia, y además endosó el papel hablado de Frosch, el carcelero borrachín. Eso le permitió ensartar morcillas de buena cosecha sin olvidar menciones muy sabrosas a la actualidad política francesa. La escenografía, sencilla y eficaz, inteligente, así como el vestuario –firmados por Bruno de Lavenère– contribuyeron a crear la atmósfera nostálgica de la Viena poderosa pero ya decadente de finales del siglo XIX.

Punto fuerte de la noche fue la interpretación de la orquesta de la casa, soberbiamente transformada por el arte de su director del momento, Claude Schnitzler; el maestro alsaciano, buen conocedor y amante del género, acompañó con gran atención, a los cantantes y sublimó el foso a lo largo de la velada. La obertura en particular recibió un merecido aplauso.

"Destacaron las voces femeninas, muy en particular la de Claire de Sévigné –Adèle– de voz ligera, timbre cristalino, dicción elegante– en su doble papel de criada y 'demie-mondaine'"

En el escenario prevaleció el trabajo de equipo. Bien preparados para realizar la parte teatral de la comedia, el conjunto de voces mayormente alemanas crearon y mantuvieron la atmosfera adecuada para que el público pudiese percibir los infinitos meandros de la trama urdida por los libretistas Richard Genée y Karl Haffner. De entre los cantantes destacaron las voces femeninas, muy en particular la de Claire de Sévigné –Adèle– de voz ligera, timbre cristalino, dicción elegante, en su doble papel de criada y demie-mondaine. Eleonore Marguerre –Rosalinde– , de expresión más grave, puso en evidencia cualidades vocales indiscutibles y una buena dicción. Stephanie Houtzeel ofreció una versión simpática y desenfadada del noble ruso Orlofsky, al que añadió un divertido número de ilusionismo. Veronika Seghers, interpretó a Ida con gran soltura.

LStephan Genz fue un Gabriel von Eisenstein exigente con su esposa, curtido en el arte del engaño conyugal, mientras que Milos Bulajic –Alfred– se mantuvo infantilmente enamorado de Rosalinde. Horst Lamneck fue un director de la prisión de costumbres disipadas pero de voz contundente y gesto dramático preciso y justo. Completaron el reparto Thomas Tatzl como Dr. Falk y François Piolino Dr. Blind, el abogado. El público aplaudió con justicia el coro de cámara Mélismes y a su director, Gildas Pungier* Jaume ESTAPÀ, corresponsal en Francia de ÓPERA ACTUAL